Concentración de afectados por el impuesto de sucesiones, el pasado jueves ante la Agencia Tributaria de Sevilla
Concentración de afectados por el impuesto de sucesiones, el pasado jueves ante la Agencia Tributaria de Sevilla - ABC
HERENCIAS

Familias embargadas por el impuesto de sucesiones llevan su protesta ante la Consejería de Hacienda

Los afectados se concentran para mostrar su oposición a un tributo que consideran injusto y que les ha llevado a la «ruina»

SEVILLAActualizado:

Visten de negro riguroso porque están de luto. A la aflicción por la muerte de un familiar se une la «ruina» que, afirman, les ha supuesto el impuesto de sucesiones. Un grupo de afectados por este tributo, sobre los que pensan órdenes de embargos, se concentraron el pasado jueves ante la sede de la Agencia Tributaria de Andalucía en Sevilla.

La idea es repetir una vez al mes esta forma de protesta para evitar que su caso caiga en el olvido, después de que la Junta de Andalucía haya acordado con Ciudadanos elevar el mínimo exento de tributación al millón de euros por heredero siempre que éste sea un familiar directo del fallecido: cónyuge, hijo, padre o nieto. Esta reforma entró en vigor el pasado 1 de enero pero no afecta a las herencias anteriores a dicha fecha.

La batalla contra el impuesto de sucesiones está más viva que nunca, aseguran desde la plataforma ciudadana

«Basta ya, estoy arruinada por una herencia que es mía», aseguró Estrella Ramírez, cuyo marido debe 30.000 euros a la Agencia Tributaria de Andalucía a cuenta del impuesto de sucesiones por heredar la casa de su madre en Dos Hermanas.

Con esta protesta, que reunió a una veintena personas (el límite establecido para no tener que solicitar un permiso a la Subdelegación de Gobierno), quieren demostrar que la batalla contra este impuesto «injusto» no está muerta, sino que «sigue más viva que nunca», advierte Juan Carlos Valverde, presidente de la Asociación Stop Impuesto Sucesiones, que apoya la concentración.

«Todos van de luto porque la Junta les ha producido la ruina más absoluta», añade Valverde. Durante la protesta en la avenida de la Constitución de Sevilla, agentes de la Policía se dirigieron a los manifestantes para solicitarle información sobre la reivindicación, que se prolongó durante una hora y cuarto.