ENSEÑANZA

Fallos informáticos en la Junta dejan a alumnos de FP sin plazas

La Consejería de Educación demora la solución pese a que el curso se ha iniciado

Alejandra Mejías, afectada por los fallos informáticos, con la documentación aportada a Educación
Alejandra Mejías, afectada por los fallos informáticos, con la documentación aportada a Educación - J.M.SERRANO
JOSÉ CEJUDO Sevilla - Actualizado: Guardado en:

Alumnos de FP de Grado Superior que tenían asignadas sus plazas en el mes de julio, se encuentran con que no pueden acceder a clase por sucesivos fallos informáticos, hasta tres, en la reserva de matrícula. Pese a que la Consejería de Educación dice que se está haciendo todo lo posible para solventar el problema, la realidad es que los afectados viven en la impotencia. El departamento que dirige Adelaida de la Calle sostiene que los fallos no han sido «generalizados», aunque sí admite que hay un número de alumnos de diferentes provincias, indeterminado, inmersos en este conflicto.

Un caso paradigmático es el de la sevillana Alejandra Isabel Mejías González, a la que el Instituto Ilipa Magna de Alcalá del Río le adjudicó una plaza para estudiar el Grado Superior de Anatomía Patológica y Citodiagnóstico. A mediados de julio tramitó la reserva, y días después le advierten que debido a un fallo no se había grabado en el sistema informático, por lo que le indicaron la necesidad de acudir con urgencia a Educación. Otros alumnos del centro también se encontraron en la misma situación.

En la Delegación de Educación presentó un escrito para solicitar la subsanación de la incidencia y así poder optar a la segunda adjudicación. Pero la incertidumbre persiste. Durante todo el mes de agosto la alumna acudió periódicamene a las oficinas de la Consejería, con la desagradable sorpresa de que no había funcionario alguno que atendiera al público por una baja que no fue cubierta.

Tercera adjudicación

Mientras se suceden estos acontecimientos, se sustanció la tercera adjudicación, y en la página web de Educación apareció que la alumna figura en una lista de espera con el número 4, cuando teóricamente se le había asignado una plaza que tendría que estar ocupando si no se hubieran producido los fallos informáticos.

Alejandra presentó el pasado 26 de septiembre un enésimo escrito en el que relata la sucesión de acontecimientos que ha sufrido desde el mes de julio. En este documento reclamó que se le adjudique plaza «de manera inmediata para que no me causen más perjuicios académicos. Agradecería como contrapartida –añade– la matriculación en cualquiera de los dos centros de Sevilla que figuraban como opciones en mi solicitud».

Según relató su padre a este periódico, la consejera de Educación, Adelaida de la Calle, ha firmado hasta dos órdenes conminando a que se subsanen las incidencias y a que se restablezca la normalidad. Juan Luis Mejías aseguró que tanto en el Instituto como en la Delegación de Educación el trato del personal «ha sido magnífico», pero el resultado, hasta ahora, «es que no nos dan solución alguna».

Su hija ha adquirido los textos de Anatomía Patológica y Citodiagnóstico y los está estudiando en casa, en la confianza de que en los próximos días puede comenzar el curso con normalidad.

Fuentes de la Consejería de Educación consultadas por ABC indicaron que efectivamente los problemas provocados por la informática han sido reales, y aunque han afectado a un número indeteminado de alumnos que no acertaron a precisar, también insistieron en que no se ha producido un fallo «generalizado».

Añadieron que se está tratando de agilizar los trámites burocráticos para que los alumnos que se han quedado sin plaza por una incidencia ajena puedan incorporarse en el menor tiempo posible.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios