Antonio Torres García, en una foto de archivo de cuando era alcalde de Lebrija en 2002
Antonio Torres García, en una foto de archivo de cuando era alcalde de Lebrija en 2002 - ABC
EXPEDIENTE FAFFE

Un exalcalde socialista cobraba por «dormir» y leer la prensa en horario de trabajo en la fundación de empleo

Antonio Torres, exregidor de Lebrija (PSOE), tenía un puesto fantasma como «director de Asuntos Exteriores» de la Faffe

SEVILLAActualizado:

Los investigadores de la Guardia Civil definen a Francisco Aguilera Acevedo, ex alcalde socialista de Montellano (Sevilla), como «personal no cualificado y que no desarrollaría tareas productivas». En noviembre de 2003, el histórico regidor fue fichado con la categoría de «técnico» por la extinta Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo (Faffe), pero, a juicio de seis antiguos compañeros suyos, la mayor parte del horario de trabajo lo ocupaba durmiendo y leyendo la prensa.

Aguilera era uno de tantos «trabajadores satélites» en una plantilla sobredimensionadas. Así eran denominados entre los empleados de la Faffe aquellos cuya función consistía en «dar vueltas».

Francisco Aguilera tenía un ordenador en su trabajo «pero pocas veces lo encendió», según una antigua compañera

Una testigo, M.P.R., aseguró a la UCO que el exalcalde «cumplía con su horario laboral, pero no tenía ninguna función asignada» y habitualmente lo encontraba «leyendo el periódico y durmiendo» en la oficina. Era un secreto a voces que «lo había colocado el PSOE», añade. Como carecía «de los conocimientos básicos de informática», aunque disponía de un ordenador, «pero pocas veces lo encendió».

Cobraba, eso sí, religiosamente 2.200 euros de salario. Con la liquidación de la Faffe en 2011, se incorporó al Servicio Andaluz de Empleo, donde continuaba al menos hasta el pasado año. Sin embargo, a juicio de otro compañero, sigue realizando «continuas escapadas» con la excusa de hacer sus «gestiones».

Más grave es el caso de Antonio Torres García, ex alcalde de Lebrija (Sevilla), que estuvo a sueldo de la fundación pública de la Junta durante once años sin ir a trabajar. Según los datos que aportó la Agencia Tributaria al juzgado, cobró 535.452,64 euros brutos entre 2006 y 2013. En su declaración policial, M.B.R., otra ex trabajadora, relató que «tan sólo acudía una vez al mes a la sede de la Faffe» en el edificio Galia de Sevilla.

Torres se encuentra entre las 23 personas investigadas por la juez María Núñez Bolaños en la causa sobre las irregularidades en las ayudas para cursos de formación que gestionó la Faffe.

La exalcaldesa socialista de Coria del Río también trabajó para la Faffe y luego pasó a formar parte del Servicio Andaluz de Empleo

La exsecretaria del exdirector general del ente afirma que «en su tarjeta de visita» constaba como cargo de la Faffe al frente de «la Dirección de Asuntos Exteriores, departamento que físicamente no existía». Otra empleada, M.R.A., declaró que un jefe se lo presentó en 2010 y le comentó que iba a realizar un proyecto de investigación para el Instituto Universitario Europeo con sede en Florencia, presidido por el exministro Josep Borrell. Le llamó la atención que tuviera un puesto directivo que no conocía nadie. Al consultar a su jefe, éste le dijo que «mejor no preguntara».

La Faffe también dio cobijo laboral a Manuela Romero, exalcaldesa socialista de Coria del Río (Sevilla), aunque, a diferencia de sus homólogos, tenía fama de trabajadora responsable. En la Fundación trabajaban, además, Pilar Benítez, concejal del PSOE en Alcalá de Guadaíra; Isabel Torralbo, exedil de Adamuz (Córdoba), y dos sobrinas del exdelegado andaluz de Empleo en Sevilla Antonio Rivas. La lista es interminable.