Algunos de los postres más populares de Andalucía, según Instagram - ABC

Estos son los postres más populares de Andalucía, según los usuarios de Instagram

Turismo Andalucía ha hecho una lista con los dulces andaluces que más se comparten y fotografían en todo el mundo

SEVILLAActualizado:

Andalucía es la Giralda de Sevilla, la Alhambra de Granada, las playas de Málaga, el Teatro Falla de Cádiz y los inmensos campos de olivos de Jaén. Pero Andalucía también es azúcar, huevo y harina. La comunidad no solo atrae por sus espacios históricos, por su historia o sus playas. Su gastronomía es uno de sus grandes ganchos para el turismo. Prueba de ello es el interés que los postres andaluces tienen en la red social Instagram, como demuestra un estudio hecho por Andalucía Turismo, el organismo encargado de la promoción de la comunidad.

Desde este departamento de promoción turística han detectado que los postres de Andalucía son el objeto de muchas de las fotos que se editan y comparten en la red social Instagram. Y con esos datos han elaborado un ranking de los dulces de la comunidad más populares en la Red:

1. Almería: Medias Lunas

Se trata de «uno de los pasteles más típicos y uno de los preferidos por los propios almerienses», explican desde Turismo Andalucía. Con claras de huevo batidas y azúcar en polvo se hace el merengue, que es la base de este dulce andaluz. Después se monta sobre un bizcocho y el resultado es la afamada Media Luna de Almería.

7. Córdoba: El pastel de Córdoba:

Se trata de una torta de hojaldre que se suele rellenar con cabello de ángel o cidra. Redondos casi siempre, se parte en porciones, como se haría con una pizza y se encuentra en casi todas las cafeterías y restaurantes de Córdoba.

8. Málaga: Roscos fritos de naranja y torta loca

De la Semana Santa de Málaga destacan los usuarios de Instagram los roscos fritos con naranja, «postre estrella» de la capital de la Costa del Sol, según Andalucía Turismo. También aparece en la lista la torta loca, «dos discos de hojaldre con crema pastelera y glaseado de naranja por encima, a veces coronado con media guinda».