Alumnos entrando en un colegio de Sevilla
Alumnos entrando en un colegio de Sevilla - ABC

Escuelas Católicas planta cara a la Junta de Andalucía

La patronal del sector asevera que se movilizará si se cruza la «línea roja» de recortar conciertos en centros con demanda

SEVILLAActualizado:

La patronal Escuelas Católicas de Andalucía (ECA), que aglutina a la mayoría de los titulares de los centros educativos concertados de la comunidad andaluza, ha aseverado que si se confirma la intención de la Junta de recortar el próximo curso diversas unidades (aulas) de colegios concertados que actualmente cuentan con demanda por parte de las familias para beneficiar a centros públicos que no la tienen en la mima zona se movilizarán, al considerarlo una «línea roja» que no debe cruzarse.

Así lo ha puesto de manifiesto a Europa Press el secretario general de ECA, Carlos Ruiz, que alude a una serie de protestas en el caso de concretarse el recorte de conciertos en centros con demanda. Por el momento, la organización se manifiesta «expectante» ante lo «ambiguo» de las declaraciones públicas de la Consejería.

«Si hay cierre de unidades éste debe ser proporcional, y sólo cuando no tengan demanda», añade Ruiz, para quien la premisa es «sencilla» en el sentido de que el informe PISA «viene a confirmar los nefastos datos de la educación en Andalucía, ante lo que entendemos que hay que reaccionar, pero no con el contrasentido de suprimir unidades con demanda, opción elegida por una serie de padres porque comulgan con los valores de una enseñanza de calidad».

Para ECA, lo ideal es estar «unidos» en defensa de que no se clausure ningún aula, en un momento en que la Consejería de Educación está planificando el Mapa de Escolarización del curso 2017-18, que se ofertará en el mes de marzo a los padres y que en esta ocasión coincide con la renovación de conciertos, que se realiza cada cuatro años.

«La bajada de la natalidad derivada de estos años de crisis económica está impulsando a la Consejería a llevar a cabo algunos ajustes en los niveles inferiores de la educación», según la patronal, que pide que el descenso demográfico «no sea una excusa para aplicar recortes ni en la pública ni en la concertada y se convierta en una oportunidad para demostrar la apuesta de Andalucía por la educación».

Y es que, añaden, la Junta ha expresado ya en diversas reuniones su intención de recortar unidades de centros concertados en colegios donde hay una alta demanda de las familias, para obligar a sus alumnos a acudir a los centros públicos y evitar así el cierre de unidades de estos dos últimos.

«Esta medida, de llevarse a cabo, iría precisamente en contra de las familias más desfavorecidas social y culturalmente porque se les negaría el derecho de poder elegir el centro que consideren más oportunos para la educación de sus hijos», recuerda la asociación.

Por otra parte, ECA recuerda el «importante» ahorro que supone para la Junta la enseñanza concertada, ya que cada puesto escolar de esta red le cuesta a la administración casi la mitad que la pública. Según datos del Ministerio de Educación, el coste de una plaza concertada se sitúa en torno a los 3.000 euros, mientras que el de la pública le cuesta casi 6.000 euros.