El líder del PP andaluz, Juanma Moreno, este lunes en la sede regional del partido
El líder del PP andaluz, Juanma Moreno, este lunes en la sede regional del partido - J.M. SERRANO
ANDALUCÍA

Las cuentas secretas de Juanma Moreno

El líder del PP andaluz empieza en año rodeado de todos sus cargos electos y dice que está «preparado para ganar y para gobernar»

SEVILLAActualizado:

Lo primero es convencer a los propios. Y Juanma Moreno sabe muy bien de qué habla porque lleva muchos años en política. Ayer inició el año tras las vacaciones de Navidad en la sede regional del PP con un lleno absoluto —como no se había visto hasta ahora en todo su mandato en el partido— con caras poco habituales por esos lares (como la de Celia Villalobos), y anunció que antes del mes de febrero estarán elegidos todos los candidatos a las alcaldías de todos los pueblos de Andalucía.. e incluso los candidatos a las capitales antes de marzo (una competencia que corresponde a la dirección nacional que todavía no ha tomado la decisión definitiva).

No hay nada que tensione más a un partido que una lista electoral. Y eso era lo que pretendía Juanma Moreno porque el objetivo de la reunión era claro: demostrar que el PP está listo por si Susana Díaz quiere adelantar las elecciones autonómicas y celebrarlas en otoño, que es lo que prevén los analistas populares a pesar de las reiteradas negativas de los voceros socialistas.

Lo dijo en privado y lo dijo en público, el PP está preparado «para ganar y para gobernar en Andalucía y no se arrepentirán porque verán que gobernamos para todos». En privado, dio otro tipo de explicaciones. Juanma Moreno aseguró que el partido tiene encuestas que muestran «que vamos para arriba» en intención de voto y que lo ocurrido en Cataluña, con la debacle electoral, es un hecho aislado porque esa comunidad «no tiene nada que ver con el resto de España».

Los votos «robados» al PSOE

El líder de los populares andaluces está convencido de que su mayor opción para ser presidente de la Junta pasa por un pacto con Ciudadanos, un discurso que ha calado muy hondo entre sus propios compañeros de filas. Quizás por ese convencimiento o porque así lo dicen los estudios demoscópicos que maneja el PP, Moreno afirmó que la formación naranja está creciendo en Andalucía pero que el trasvase de votantes se está produciendo desde el PSOE hasta Ciudadanos y no restando fuerzas a los populares. Quienes, por cierto, cuentan ahora con el menor número de diputados en el Parlamento andaluz en toda su historia, 33 escaños.

Juanma Moreno repetía ayer que no se fía de Susana Díaz, quien convocará las elecciones autónomicas cuando tenga en su mano las encuestas que le permitan volver a alcanzar el Gobierno de la Junta de Andalucía, «como ya hizo la última vez con Izquierda Unida». Tal vez por eso el PP ha optado por insistir en el adelanto electoral, para minimizar el factor sopresa, y quiere que sus mensajes lleguen a todos los rincones de la comunidad autónoma.

Entusiasmo, pero menos

El entusiamo de Juanma Moreno —que leyó una gran parte de su intervención ante los medios de comunicación— fue compartido por la ministra de Empleo que ayer asistió a la Junta Directiva Regional. «Es una militante de las de toda la vida», dijo Moreno como presentación de Fátima Báñez, pero no logró conectar con la mayor parte de su auditorio. Los cargos electos del PP recibieron con escepticismo las palabras jubilosas de Moreno sobre las expectativas electorales, si bien no se muestran muy convencidos de que puedan hacerse realidad.

Las voces más críticas dentro del PP andaluz recordaban que hay muchas heridas abiertas en el partido en varias provincias, unas fracturas que no se están aliviando por parte de la Dirección Regional. El caso más grave es el de Jaén, donde el candidato que ha perdido el congreso provincial amenaza con marcharse y llevarse con él a una buena parte de los militantes. En la calle San Fernando están a la expectiva.