La instructora del caso ERE, María Núñez Bolaños
La instructora del caso ERE, María Núñez Bolaños - EP
CASO ERE

Las críticas de la Fiscalía Anticorrupción a la juez Núñez por el caso ERE

El Ministerio Público recurre ante la Audiencia de Sevilla los sobreseimientos de la instructora

SEVILLAActualizado:

El PP andaluz, que está personado en la causa de los ERE como acusación popular, no es el único que censura el rumbo que la juez María Núñez Bolaños ha dado a los sumarios que afectan a la Junta de Andalucía. La Fiscalía también cuestiona la instrucción de la magistrada. Mediante sendos escritos, los fiscales delegados de Anticorrupción han pedido a la Audiencia Provincial de Sevilla que revoque los últimos autos de la magistrada en los que archivaba las causas abiertas contra el exdirector general de Trabajo de Junta Francisco Javier Guerrero y el exviceconsejero de Empleo Agustín Barberá en piezas separadas del caso de los ERE fraudulentos por conceder ayudas irregulares a empresas.

La titular del juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla acordó excluirlos de estos procesos apelando al nuevo criterio marcado por la Audiencia de Sevilla, que determinó que los ex altos cargos deben ser juzgados una sola vez, por el sistema ilegal de reparto y financiación de las subvenciones (la llamada pieza política), y no por cada una de las ayudas que distribuyeron entre empresas, como ocurría hasta ahora. Es la llamada «tesis Cañete», como se conoce popularmente entre los abogados de la causa, en referencia al primer imputado (exdirector general de la Agencia IDEA) al que dejaron fuera de una pieza por este motivo.

La Fiscalía no está de acuerdo con la aplicación de este criterio porque supone un «cambio de reglas» a las puertas del primer juicio de los ERE que comenzará el 13 de diciembre.

A su juicio, esta tesis dejaría «sin efecto la utilidad que se pretendía obtener con la división de la causa matriz», es decir, ir concluyendo investigaciones y agilizar su enjuiciamiento. «La resolución pretendida supondría que Guerrero habría obtenido un salvoconducto para todas aquellas ayudas singulares en los que, conociendo las ventajas del procedimiento específico, hubiera participado directamente en su concesión y pago beneficiando ilícitamente a terceros», advierte el Ministerio Público. Es el mismo argumento que expone para oponerse al archivo de otra pieza que afecta a Agustín Barberá.

Según el escrito firmado el 23 de octubre por los fiscales Juan Enrique Egocheaga y Manuel Fernández Guerra, al que ha tenido acceso ABC, «no procede la exclusión acordada al no darse la pretendida extensión de efectos necesarios y expansivos» del auto de procesamiento de mayo de 2016.

Los fiscales cuestionan la decisión de Núñez de apartar a Guerrero de dos piezas de los ERE por las ayudas a Hotel Málaga Palacios e Industria Auxiliar para Maquinaria y Automoción S.A. «La simple lectura de los hechos indiciarios que se recogen ponen de manifiesto que no se trata de la misma imputación que se recoge en el auto del 31 de mayo de 2016». Se refiere a la resolución por la que el juez instructor Álvaro Martín dio por concluida la investigación de la primera pieza del caso ERE, el paso previo al envío al banquillo de los acusados, entre los que está Guerrero y otros 21 ex altos cargos como los ex presidentes de la Junta de Andalucía Manuel Chaves y José Antonio Griñán.

«No se puede negar que los hechos recogidos en el denominado procedimiento específico desembocan en que se hayan podido materializar la concesión y pago de ayudas singulares [...] que reúnan caracteres de apariencia delictiva, pero se trata de un hecho distinto y diferente con una participación indiciaria de Guerrero que no es objeto» del auto de procesamiento de la pieza política, el denominado «procedimiento específico».

De hecho, el Ministerio Público recuerda que la responsabilidad civil exigida a Guerrero, que concedió 270 subvenciones a empresas y 617 ayudas sociolaborales, se cuantificó atendiendo no «al total de las ayudas abonadas» con cargo al programa 31L de la Consejería de Empleo, «sino al montante del crédito presupuestario», que abarca partidas procedentes de otras consejerías como la de Innovación.

Fernández y Viera

Apelando a la «tesis Cañete», la juez María Núñez Bolaños ha sobreseído ya una decena de causas abiertas al exconsejero de Empleo Antonio Fernández por ayudas irregulares. También apartó a su antecesor en la Consejería, José Antonio Viera, de la pieza separada por la concesión de una ayuda de 24.000 euros al Ayuntamiento de Chiclana de la Frontera (Cádiz).

El 17 de octubre pasado, la magistrada estimó la petición del abogado del exviceconsejero Agustín Barberá y lo apartó de la causa donde estaba investigado por el pago de las ayudas sociolaborales en el ERE de la Faja Pirítica de Huelva.