El presidente del Parlamento en la inauguración de una exposición fotográfica de los 35 años de la institución
El presidente del Parlamento en la inauguración de una exposición fotográfica de los 35 años de la institución - EFE

El contrato de Durán con la empresa de su sobrino bajo sospechas

El expediente se firmó dos días después de empezar la campaña, no está validado por funcionarios y supone un gasto de 17.000 euros

SEVILLAActualizado:

La polémica generada por el presidente del Parlamento, Juan Pablo Durán, sobre el contrato con la empresa de su sobrino para realizar un vídeo promocional del 4 de diciembre no se aclara sino todo lo contrario. Ayer era la fecha señalada por el propio presidente de la Cámara para entregar toda la documentación a los miembros de la Mesa del Parlamento pero la realidad fue que la documentación no llegó a manos de los diputados hasta última hora de la tarde porque a los servicios de la Cámara no les entregaron a tiempo las carpetas y no pudieron fotocopiarlo. Eso sí. A la prensa se le ocultó la información, si bien ABC sí ha tenido acceso al expediente tan celosamente guardado por Juan Pablo Durán.

La documentación preparada por el Parlamento tiene algunas cuestiones llamativas. En primer lugar, está firmado electrónicamente el 24 de noviembre a las 13:25 horas por el jefe del servicio de contratación del Parlamento, Manuel Borreguero, justo un día después de que se iniciase la campaña de información en las redes sociales, según consta expresamente en la memoria justificativa. Esto supondría no sólo que este documento se hizo a posteriori sino que la empresa El Cañonazo tuvo que realizar el vídeo sin ningún contrato o memoria elaborado por el Ayuntamiento. Además, esa memoria justificativa está firmada por la directora general del Gabinete de Durán, Sol Calzado, que es personal de confianza y no funcionaria.

Hay otro dato curioso. Según explicó la directora de Comunicación de Juan Pablo Durán a ABC, el coste de la campaña era de 14.000 euros. Sin embargo, en la memoria entregada ayer a los grupos parlamentarios, el coste total es de 16.996, 87 euros IVA incluido.

Lagunas llamativas

El expediente de contratación de la empresa en la que trabaja el sobrino del presidente del Parlamento también tiene otras lagunas llamativas. Así, en la memoria justificativa no aparece ni el contenido de la campaña, ni el número de vídeos, inserciones, publicidad, o soporte en el que se le fuese a dar difusión, simplemente una campaña «de diseño, producción, difusión, análisis e impacto en las redes sociales sobre el aniversario del 4D».Sí se incluye, curiosamente, una loa a la empresa El Cañonazo «que ha trabajado con marcas de primer nivel e instituciones... y está revolucionando la manera de llegar a todo tipo de público».

Juan Pablo Durán sí dio explicaciones en la Mesa de la Cámara, aunque no satisficieron más que al PSOEy a Ciudadanos que se mantiene de perfil a pesar de las críticas unánimes del resto de los grupos de la oposición y de que insiste que la regeneración democrática es una de sus principales banderas.

Durán reconoció que había cometido «un error desde el punto de vista político»

La sesión de la Mesa del Parlamento fue más tensa de lo habitual. Juan Pablo Durán entregó la documentación del contrato pero no sólo el que afecta a la empresa donde trabaja su sobrino sino todo el expediente relativo a los gastos con motivo de la celebración del 35 aniversario del Parlamento andaluz. Durán reconoció que había cometido «un error desde el punto de vista político», y eximió a la Mesa de la decisión de este contrato, a pesar de que contó con la aprobación de la misma para llevarlo a cabo.

Pero el propio presidente del Parlamento es consciente de que no dio toda la información al órgano de Gobierno del Parlamento, tal y como ayer denunciaba la diputada del PP Esperanza Oña. «No ha dado ninguna información que aclare por qué contrató a esa empresa ni tampoco por qué ocultó a la Mesa que en ella trabajaba su sobrino».

Falta de transparencia

El PP considera muy grave esta última falta de transparencia ya que la diputada Esperanza Oña le preguntó expresamente por la empresa adjudicataria del contrato y Juan Pablo Durán dijo que no la conocía. Por esta situación, el PP ha anunciado que va a pedir a la Cámara de Cuentas que fiscalice todos los contratos menores (por debajo de 18.000 euros) que se han hecho en la Mesa de la Cámara desde el 17 de octubre cuando se cambiaron las normas de contratación de los contratos menores de servicios, haciendo más laxa la burocracia y el control de los mismos.

Podemos también mostró su enfado por la situación creada y por ello Esperanza Gómez, portavoz adjunta, anunció que van a volver a pedir que sean públicos tanto el orden del día de la Mesa como las actas de las reuniones. «Así las cosas se harían de otra manera y no hay por qué ocultarlo, no hay motivo». De hecho, la sesión de la Mesa celebrada ayer estuvo centrada en por qué se eliminó de las nuevas normas la potestad del Letrado Mayor de pedir informes cuando lo considere necesario, una supresión que Durán argumentaba fue por consenso, pero que no recuerdan los miembros de la Mesa.