La concesión del peaje entre Sevilla y Cádiz expira el próximo 31 de diciembre de 2019 - GOOGLE MAPS
MOVILIDAD

La concesionaria del peaje Sevilla-Cádiz se resigna y asume que el pago en la AP-4 acabará en unos meses

Abertis no contempla que le renueven automáticamente la concesión, que tras numerosas prórroga, expira a finales de 2019

SEVILLA | BARCELONAActualizado:

La empresa concesionaria del peaje entre Sevilla y Cádiz, Abertis, no prevé que el Gobierno central le renueve automáticamente las autopistas que como esta gestiona en España y que actualmente están próximas a cumplir su plazo de concesión una vez que este periodo concluya, según indicó el presidente de la compañía, Salvador Alemany.

«El efecto social de un alargamiento no sería nada deseable, ningún político lo querría afrontar y las concesionarias tampoco estamos por soluciones impopulares», indicó en la rueda de prensa anterior a la junta de accionistas del grupo, primer operador de autopistas del país.

Entre los próximos tres y cinco años, es decir, entre 2018 y 2021, concluyen los plazos de concesión para los que se adjudicaron las primeras autopistas que se construyeron en España. En el caso concreto de la AP-4, la vía que une Sevilla y Cádiz, el contrato para su construcción fijó que la concesión llegaría a 1993 pero, tras varias prórrogas, no concluirá hasta el próximo 31 de diciembre de 2019.

En una situación similar están la AP-1 (Burgos-Armiñón), la AP-7 (Tarragona-Alicante), así como otros tramos de la AP-7 (La Jonquera-Barcelona) y la AP-2 (Zaragoza-Mediterráneo), siendo Itínere la titular de la primera vía y Abertis, del resto.

Alemany llamó al Gobierno a aprovechar este próximo vencimiento de las vías de pago más maduras y el actual conflicto de las autopistas quebradas para definir su modelo de carreteras de alta capacidad.

El presidente de Abertis señaló lo «complicado» de la situación por el hecho de que el sistema de tarificación de vías de gran capacidad en España no esté armonizado y por la reticencia que tienen al renovar las concesiones de peaje las zona donde ya existen vías de pago.

Según Alemany, a ello hay que sumar el hecho de que Bruselas no es proclive a alargar concesiones, sino a licitar de nuevo el contrato de concesión de las vías.

Definir política de autopistas

Por todo ello, el presidente de la primera compañía gestora de autopistas de España considera que el Gobierno deberá adoptar una «política más definida» que hasta ahora en materia de concesiones.

«Ahora existe una oportunidad de definir un sistema sostenible y equitativo», indicó el presidente de Abertis en relación a apostar por el pago por uso para al menos atender su coste de mantenimiento. «Con la disponibilidad presupuestaria es difícil que las vías de alta capacidad puedan ser gratuitas», apuntó.

El estado de las autopistas europeas

Además, subrayó el hecho de que actualmente España es un «isla» en el marco europeo en materia de autopistas y pago pos uso. Según indicó, mientras en Francia e Italia el 80 por ciento de las vías de alta capacidad son de pago, este porcentaje se reduce en España al 21 por ciento.

Abertis considera que el contencioso que mantiene con Fomento por un tramo de la AP-7 por el que le reclama unos 1.494 millones constituye otra oportunidad para replantear el modelo en España.

Según Alemany la compañía está dispuesta a negociar con el Ministerio para alcanzar una solución. «Veremos qué sucede en 2021», que es la fecha de vencimiento de esta vía.