Andalucía

Ciudadanos podrá entrar en el Gobierno andaluz este año

La formación naranja cambiará los estatutos internos que lo impiden hasta ahora

El líder de la formación naranja, Juan Marín
El líder de la formación naranja, Juan Marín - JUAN JOSÉ ÚBEDA
STELLA BENOT Sevilla - Actualizado: Guardado en: Andalucía

El panorama político andaluz podrá cambiar a partir de los próximos meses porque los dos partidos que sostienen al Gobierno en la Junta prevén novedades relevantes. Y uno de los más destacados es, curiosamente, el que afecta a los estatutos de Ciudadanos. Según reconoció ayer mismo el presidente de la formación naranja en Andalucía, Juan Marín, el congreso nacional del partido que se celebrará en febrero modificará las normas internas de funcionamiento y permitirá formar parte de ejecutivos que no presidan, lo que ahora está expresamente prohibido.

La marcha de Susana Díaz a dirigir el PSOE abrirá el camino a una sucesión de un nuevo presidente de la Junta

A este cambio hay que añadir el previsto en el PSOE. La marcha de Susana Díaz a dirigir el PSOE federal, si se confirman todos los pronósticos en este sentido, abrirá el camino a una sucesión, a un nuevo titular de la Presidencia de la Junta y quizás a una nueva negociación con los socios de Gobierno, aunque este punto está por dilucidar. Juan Marín ha pasado de decir tajantemente que su pacto era con Susana Díaz y que habría que negociar con otro presidente a señalar al vicepresidente Manuel Jiménez Barrios como el próximo líder del Gobierno andaluz.

Lo que sí está claro es que si Susana Díaz se marcha a Madrid y deja la Presidencia de la Junta —lo que podría suceder a finales de año ya que su objetivo es compatibilizar la dirección del PSOE federal con el Gobierno andaluz— se produciría la tercera sucesión al frente de la Junta de Andalucía sin elecciones de por medio. Manuel Chaves dejó la presidencia en manos de Griñán en 2009 designando directamente a su sucesor. Y lo mismo hizo Griñán cuando en junio de 2013 se marchó dejando el sillón a Susana Díaz.

Primero, elecciones

Si ahora la presidenta sigue este mismo derrotero, la Junta habrá tenido tres presidentes del PSOE designados directamente por sus antecesores y no por la militancia de su partido, primero, y los andaluces, en segundo lugar. Con todas estas variables juega también el líder de Ciudadanos. Juan Marín ha dejado claro que no va a cambiar el papel político de su formación hasta que no haya nuevas elecciones en Andalucía porque se comprometió con los andaluces a estar en la oposición si no era la fuerza mayoritaria para gobernar. Otra cosa será lo que ocurra en la próxima legislatura que debería comenzar en la primavera de 2018 si no hay elecciones adelantadas.

Sí que es cierto que se ha producido algún contacto informal entre el Gobierno y Ciudadanos tal y como adelantó el Diario Sur. Manuel Jiménez Barrios, nada más conocer el cambio de tesis política de Ciudadanos, llamó por teléfono a Juan Marín para preguntarle si pensaba entrar en el Gobierno andaluz.

Ayer, oficialmente, el portavoz del Gobierno Miguel Ángel Vázquez, lo negaba rotundamente. No ha habido propuesta oficial a Ciudadanos para que entren a formar parte del Ejecutivo.

Las novedades en el discurso político de la formación naranja también son analizadas con lupa desde el PP. Juanma Moreno ha dejado entrever en numerosas ocasiones que está más cerca de conseguir la Junta precisamente porque tiene un posible socio de Gobierno para la misma, lo que no había ocurrido hasta ahora. Un dato relevante en un tiempo en el que parece que se han acabado las mayorías absolutas.

En este sentido, no son despreciables los acercamientos que el propio Moreno lleva a cabo con Juan Marín cada vez que la ocasión es propicia. Tal vez ahí esté la clave del futuro.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios