POLÉMICA

Celia Villalobos aclara el misterio: «No jugaba a Candy Crush, sino a Frozen»

La diputada popular confiesa su pesar a Susanna Griso por los 15 segundos de juego cuando presidía el Congreso: «La cagué en technicolor con balcones a la calle»

A. R. VEGA Sevilla - Actualizado: Guardado en:

¿A qué jugaba Celia Villalobos cuando fue cazada por una cámara indiscreta mientras ejercía como presidenta del Congreso en ausencia de Jesús Posada? El misterio ha sido despejado por fin por la propia diputada del PP por Málaga durante una entrevista concedida este viernes a la periodista Susanna Griso en el programa Espejo Público, de Antena3. No jugaba al Candy Crush, no. Estaba absorta interactuando con los personajes de «Frozen: el reino del hielo», la película de animación salida de la factoría de Walt Disney Animation Studios y ganadora de dos Premios Óscar.

La imagen de la entonces vicepresidenta de la Cámara entretenida con su iPad a un juego que todos asociaron al adictivo Candy Crush incendió las redes sociales en febrero de 2015. En la tribuna de oradores, estaba el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Celia Villalobos, que no forma parte de la Mesa del Congreso desde que comenzó esta legislatura, comentó a la presentadora que sólo estuvo 15 segundos entretenida con este juego que «volvía loca» a su nieta.

Lo explicó así: «No era Candy Crush; era mi nieta Alma, que ahora tiene seis años, que adoraba a Frozen, tiene la película en español, inglés y catalán [...] Conforme iba avanzando interactuaba con los personajes, yo se lo hacía a mi nieta; yo estaba cerrándolo [el iPad], pero digo yo "qué pierdo si puedo hablar, no me acuerdo qué animalito era, creo que era el muñeco de nieve..."»

Celia Villalobos lamenta que los 15 segundos de juego destrozaron su carrera política

Cuando fue pillada por un vídeo difundido por La Marea, la primera reacción de Villalobos fue negar la realidad. Se justificó ante la opinión pública esgrimiendo que estaba leyendo la prensa. Viendo el asunto con perspectiva, la diputada ahora reconoce que «la cagué en technicolor con balcones a la calle, que diría una amiga mía».

En la entrevista concedida a Griso, la exvicepresidenta del Congreso mostró su pesar por esta polémica: «Que por 15 segundos se destroce una carrera política es muy doloroso». Añadió que el Pleno duró 13 horas, ocho de las cuales lo estuvo presidiéndolo. «Yo llevo muchos años en política. He trabajadro todos los años de mi vida», lamentó. También lanzó un reproche a los productores del programa que lanzó a la fama: «Los del Candy Crush se hincharon de ganar dinero y ni siquiera me llamaron para darme las gracias». Genio y figura.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios