CASO ERE El PP exige a Díaz pedir perdón como «heredera» del modelo que gestó un «saqueo»

Dolores López, número dos del PP andaluz, ha califaicado el caso ERE como «el mayor caso de corrupción de la historia democrática»

Dolores López, en una imagen de archivo
Dolores López, en una imagen de archivo - JESÚS SPÍNOLA
ABC - abcdesevilla Sevilla - Actualizado: Guardado en:

El PP ha exigido este jueves a la presidenta de la Junta, Susana Díaz, que pida perdón como «heredera» de un sistema que propició «un saqueo» al dinero de los andaluces con el caso ERE, por el que hoy la Fiscalía ha pedido cárcel para el expresidente José Antonio Griñán e inhabilitación para Manuel Chaves.

«Ella es heredera del sistema que hoy se ha destapado», ha dicho en rueda de prensa la número dos del PP andaluz, Dolores López, quien entiende que junto a Díaz también debería pedir perdón a los españoles y a los andaluces el líder del PSOE, Pedro Sánchez, porque ese modelo ha «empobrecido» a la comunidad.

Ha asegurado que es «triste» comprobar cómo los principales responsables de la Junta pusieron en marcha presuntamente un «complejo sistema» para manejar fondos públicos «de forma oscura, a su antojo y sin control», y ha aludido a que Díaz fue la número dos de Griñán y también del exconsejero José Antonio Viera en el PSOE, para el que también se pide pena de prisión.

López ha reclamado a Díaz que tenga «humildad y respeto» y que no tenga «dos varas de medir» porque así «seguramente no se tendría hoy que tragar sus palabras», en referencia a sus críticas por Twitter al presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, por la situación de la exalcaldesa de Valencia Rita Barberá.

Ha lamentado que la Fiscalía Anticorrupción pida cárcel o inhabilitación para 26 cargos «de primer nivel» de los gobiernos socialistas de la Junta desde el 2000 al 2011, así como que le reclame a dieciocho de ellos que devuelvan a las arcas públicas «al menos 741 millones usados ilegalmente durante una década».

La secretaria general del PP-A, que ha calificado los ERE como «el mayor caso de corrupción de la historia democrática de este país», ha aludido a la supuesta discreción de las ayudas, ya que este «plan secreto de prejubilaciones» solo benefició a un 6 por ciento de los trabajadores afectados por ERE en esa época, además ligados a «empresas afines al PSOE, a los sindicatos o a la Junta».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios