Imagen de la histórica manifestación celebrada en Sevilla el 4 de diciembre de 1977
Imagen de la histórica manifestación celebrada en Sevilla el 4 de diciembre de 1977 - ABC
4-D

Carrera entre partidos por llevar la bandera del 4-D

El conflicto catalán y el revisionismo intencionado de la historia ha lanzado a PSOE y Unidos Podemos a una dura batalla por capitalizar la memoria de García Caparrós

SEVILLAActualizado:

Lo de menos es, quizás, los 40 años que se cumplen el próximo 4 de diciembre de la histórica movilización de andaluces que tomaron las calles para pedir que Andalucía tuviese los mismos derechos que el resto de las comunidades históricas. Lo de más es la carrera en la que se han metido el PSOE y Unidos Podemos por capitalizar un «espíritu» que se ha vuelto de plena vigencia por la situación en Cataluña y el revisionismo intencionado que algunos hacen de los hechos históricos.

Si la semana pasada, Unidos Podemos llevaba al Parlamento andaluz a la familia de Manuel García Caparrós, el joven malagueño muerto en la manifestación de Málaga, para que explicaran su versión de la historia a los periodistas, ayer el PSOEanunciaba que va a presentar una iniciativa en el Parlamento pidiendo el apoyo para esta familia y exigiendo al Gobierno central que levante el secreto de toda la investigación que hizo el Congreso sobre el asesinato del andaluz... Precisamente lo que está haciendo la diputada de Unidos Podemos Eva García Sempere, analizando las actas que han permanecido ocultas durante 40 años.

Cada palmo de terreno

Si todo es postureo político, más que conveniente en este momento, se conocerá en breve pero lo cierto es que el 4 de diciembre ha sido una fecha que, hasta ahora, ha pasado bastante desapercibida para los partidos políticos en Andalucía. Este año no. Será por los 40 años o porque hay que pelear cada palmo de terreno, lo cierto es que el PSOE prepara un gran acto —que tendrá formato de mitin— para el fin de semana previo a ese día que será lunes.

Los socialistas guardan un as en la manga y aprovecharán también para celebrar los 40 años de la Federación Socialista de Andalucía, que se convirtió un año después en el PSOE de Andalucía. El mensaje es muy claro: un partido histórico y con la bandera de Andalucía completamente integrada en su adn. Eso sí. Sin nacionalismos que quieran romper España.

Se trata, además, de un paso más en la estrategia de Susana Díaz de defender la Constitución española haciendo frente a quienes la han tratado de denostar como el ala más a la derecha del PSOE.

Claro que defender esta memoria es una cosa y caer en la estrategia de Podemos es otra. La formación morada (junto a IU) quiere constituir ya la llamada «comisión de la verdad» que se incluye en la Ley de Memoria vigente en Andalucía y que quienes investigaron el caso Caparrós (de la Torre o Escuredo, entre otros) vayan a dar explicaciones. El Gobierno andaluz y el PSOE no tienen ninguna prisa. Es más, el portavoz del partido Juan Cornejo, aseguraba ayer que «pronto» se va a constituir un grupo de trabajo para empezar a desarrollar la ley. Verificado. Sin prisas.