Brauilio Medel
Brauilio Medel - ABC

CASO ERE ANDALUCÍABraulio Medel afirma el sistema de los ERE y las «alertas» no llegaron al consejo de la agencia IDEA

El expresidente de Unicaja declara que el Consejo de Gobierno era el competente para ampliar el programa

SEVILLAActualizado:

Braulio Medel, expresidente de Unicaja Banco, no sabía nada sobre el convenio marco que implantó el sistema de ayudas sociolaborales ni sobre los expedientes de subvenciones ni tampoco los sucesivos informes de la Intervención General de la Junta de Andalucía que alertaban de que el procedimiento empleado para la concesión y pago de estos fondos era inadecuado e impedía su control previo y posterior.

En su declaración como testigo en la pieza política del caso ERE, Medel, que ha sido miembro del consejo rector del Instituto de Fomento de Andalucía (IFA), luego la agencia pública IDEA, desde 1987 a 2008, ha respondido al fiscal Manuel Fernández Guerra que el convenio marco del 17 de julio de 2001 que instauró un procedimiento por el que la Consejería de Empleo encargaba a IFA/IDEA el abono de las ayudas que aquélla concedía «no fue aprobado ni ratificado ni se entregó en ninguna sesión del consejo rector». En las actas del consejo «no consta en ningún sitio».

Medel ha estado investigado en el caso ERE hasta octubre de 2016, cuando la juez María Núñez Bolaños archivó la causa contra 23 exaltos cargos de la Junta de Andalucía, entre ellos el expresidente de Unicaja Banco, después de que hubieran sido exculpados de la pieza separada del procedimiento específico por el que se concedieron las ayudas investigadas que se está juzgando por la Sección Primera de la Audiencia de Sevilla.

En el banquillo se sientan 22 ex altos cargos autonómicos, entre ellos, los expresidentes que han gobernado la Comunidad durante 23 años, Manuel Chaves y José Antonio Griñán.

«Alerta no hubo nunca ni de la Intervención ni de los servicios jurídicos», ha argumentado el hombre que dirigió durante 25 años consecutivos la primera entidad financiera de Andalucía.

Medel ha defendido también que no recibió ninguna advertencia de ilegalidad «ni del interventor ni de los servicios jurídicos del IFA ni de nadie», porque «no recibió el convenio marco» ni los convenios particulares por los que la Dirección General de Trabajo y Seguridad Social de la Consejería de Empleo concedía las ayudas a empresas en crisis y extrabajadores para financiar su prejubilación.

El expresidente de Unicaja Banca, que desde junio de 2016 preside la Fundación Unicaja, ha asegurado que tampboco llegaban al consejo rector las modificaciones presupuestarias para dotar de más dinero al programa 31L que financiaba las ayudas porque «los órganos competentes eran el Consejo de Gobierno andaluz o la Consejería de Hacienda».

Durante el juicio, Braulio Medel ha declarado que tuvo una participación de «muy baja intensidad» en el consejo rector porque «no tenía tiempo». Su intervención fue «simbólica» y justificada porque la Junta quería contar con representante del sistema financiero andaluz en el ente instrumental dedicado a promover la actividad económica en la Comunidad.

Asegura que en ocho años (2001/2008) sólo acudió a cuatro sesiones del consejo rector. De ellas, sólo en una de 2006 se aprobó un convenio particular para pagar ayudas concretas. Según ha explicado en dichos convenios particulares que encargaban el pago al ente público, la «documentación relativa a esa operación figuraba en la Consejería de Empleo».