Unos inmigrantes aguardan en el puerto tras llegar a las costas andaluzas
Unos inmigrantes aguardan en el puerto tras llegar a las costas andaluzas - ABC

Red Antirumores en Andalucía: tres años activa y solo 600 seguidores en Twitter

La iniciativa de la Junta pretende frenar en las redes los prejuicios contra los inmigrantes en la comunidad

SEVILLAActualizado:

Desde 2014, la Junta de Andalucía, a través de la Dirección General de Políticas Migratorias, financia a razón de unos 20.000 euros anuales una «Red Antirumores». La inciativa pretende neutralizar los estereotipos, creencias y prejuicios que se tienen en la comunidad contra la población inmigrante. La idea es acabar con las mentiras que quienes vienen a vivir a Andalucía deben soportar todos los días a través de un sistema en red a la que se suman voluntarios y personas interesadas en el proyecto.

Las redes sociales son un recurso central dentro de la estrategia de difusión de esta idea, como confirma un informe de la propia Junta sobre la iniciativa: «La red se apoya en el uso de los medios de comunicación social, entre los que destacan las redes sociales». Sin embargo, en tres años que lleva el programa activo, su presencia en las redes sociales es más que discreto. Solo han conseguido unos 600 seguidores en Twitter y menos de 2.000 en Facebook.

Desde la Dirección General de Políticas Migratorias presumen de haber crecido en Facebook «a un ritmo superior de 40 personas al mes». Según datos de la propia Junta, el perfil de Twitter de la iniciativa ha tenido 2.459 visitas al perfil y 86 menciones. «De octubre a junio se han alcanzado 460 retweets (51 al mes)». Por comparar, ABC de Sevilla cuenta con 169.000 seguidores en Twitter y 206.000 en la red social Facebook.

Pero no solo en las redes sociales actúa esta iniciativa de la Junta. La idea es crear una red de personas y asociaciones que colaboren para luchar y desmontar bulos y prejuicios contra la población extranjera en Andalucía: «Los inmigrantes colapsan la sanidad pública» o «es peligroso comprar en fruterías de chinos». Son algunos de los ejemplos contra los que luchar que propone la «Guía para deconstruir rumores» de este plan.

Participación social

Para batallar contra estas ideas, la Red quiere involucrar a la sociedad. «La participación social es una factor clave», explican. «Contamos con personas y entidades representativas de los diferentes sectores implicados». Sin embargo, «no hay control», ya que «es un trabajo en red», explican los responsables. «Ellos se organizan y gestionan», añaden. La Junta, puntualizan, solo «pone los medios».

Entre las entidades que forman parte de la red de lucha contra los bulos malintencinoados están Almería Acoge, la Asociación de Colombianos «Almería para Todos», la Asociación Andaluza de Criminólogos, la asociación hispano-rumana de Córdoba TRAIAN, la Red africana para la gobernanza de la de inmigración, el ayuntamiento de Motril, Oxfam Intermón o la Cruz Roja Española en Andalucía.

Para difundir la labor de la organización y enseñar a combatir los bulos contra los inmigrantes, la Red tiene «una importante cartera de unos 75 agentes antirumores a través de la formación de formadores», explican los promotores de esta iniciativa.