SALUD

Tres millones menos de antibióticos prescritos en Andalucía

Los colegios de Médicos, Farmacéuticos y Dentistas firman un convenio con el SAS para optimizar aún más los recursos

El consejero de Salud, en la firma del convenio para impulsar el uso apropiado de antibióticos
El consejero de Salud, en la firma del convenio para impulsar el uso apropiado de antibióticos - J.J.ÚBEDA
JOSÉ CEJUDO Sevilla - Actualizado: Guardado en:

Andalucía ha logrado reducir el uso de antibióticos en centros de salud y hospitales, en el marco de un programa destinado a poner coto al avance de las bacterias resistentes a los citados fármacos, conocidos también como antimicrobianos. En el primer trimestre de este año se han prescrito tres millones menos de antibióticos por los médicos de familia y pediatras y en los hospitales. Ello ha supuesto un ahorro de tres millones de euros.

Los datos los ha dado a conocer este viernes el consejero de Salud, Aquilino Alonso, acompañado de José Manuel Cisneros, responsable del programa Pirasoa, dedicado a la prevención y control de las infecciones relacionadas con el uso apropiado de los antimicrobianos.

Se trata de un programa pionero sobre el que giran los convenios que minutos antes del encuentro informativo han firmado con el gerente del SAS, José Manuel Aranda, los presidentes de los colegios de Médicos de Andalucía, Antonio Aguado; de Farmacéuticos, Antonio Mingorance, y de Dentistas, Luis Cáceres. Con estos acuerdos se establecen medidas de cooperación y compromiso de difusión del programa Pirasoa y de colaboración en las campañas de prevención y educación sanitaria.

Actualmente España es el país que lidera el consumo de antibióticos en Europa, pese a que la evidencia científica haya demostrado que el uso abusivo de estos fármacos puede llegar a desproteger al organismo humano ante una infección. Según los expertos, cada vez hay más bacterias que son resistentes y no responden a determinados antibióticos.

En la práctica, la reducción del uso de antibióticos en Andalucía se ha conseguido con una conjunción de medidas, entre ellas la formación constante de los profesionales, la actualización de las guías de antimicrobianos para conocer el grado de eficacia o las asesorías clínicas entre compañeros de trabajo. Factor importante también para que el éxito del programa se prolongue es el que los pacientes se atengan estrictamente a las indicaciones del especialista en las dosis de los tratamientos para evitar las recaídas y la aparición de bacterias resistentes.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios