PARLAMENTO

La agroindustria andaluza, un sector en alza

El Parlamento impulsa medidas para profundizar en la innovación por iniciativa del popular Jaime Raynaud

Envasado de aceite de oliva
Envasado de aceite de oliva - ABC
JOSÉ CEJUDO Sevilla - Actualizado: Guardado en:

«La aplicación de las nuevas tecnologías permiten optimizar la producción y, lo más importante, los costes de la agroindustria andaluza». Lo afirma el portavoz de Economía del Grupo Popular en el Parlamento, Jaime Raynaud, y sobre esta apreciación gira una proposición no de ley (PNL) que ha presentado en la Cámara autonómica y que ha tenido la virtud de contar con el apoyo unánime de todos los grupos políticos, tras la incorporación de una enmienda del PSOE para vincular la propuesta al Plan Andaluz de Investigación, Desarrollo e Innovación (Paidi 2012-2020), en el que la investigación agroalimentaria es una de sus prioridades.

La iniciativa del PP aborda uno de los subsectores económicos más emergentes de Andalucía –copa alrededor del 24 por ciento del empleo de la industria andaluza–, y al contrario del turismo no tiene el contratiempo de la estacionalidad.

«La transformación de los productos agrarios es la segunda rama industrial en Andalucía por cifra de negocios y la primera por volumen de empleo», se indica en el preámbulo de la propuesta.

Además de subrayar la importancia de la internacionalización para lo cual es indispensable la colaboración entre empresas, el texto destaca la necesidad de hacer una apuesta por la innovación. Según Raynaud, en una doble vertiente: el incremento de actividades de I+D+i y en el lanzamiento de nuevos productos con un alto componente de innovación «ante una clientela de gustos diversos y cada vez más exigente». También requiere incidir en la venta on line, «que sin duda será la forma de compra generalizada en un futuro no muy lejano».

Y es que el parlamentario del PP entiende que «el sector no puede ser ajeno a la transformación digital que está revolucionando tanto a las empresas como a los propios consumidores del sector».

Era digital

Insiste en esa idea y considera que «la llegada de la economía digital debe representar para las empresas agroalimentarias la apertura de unos canales de interlocución con sus clientes y debe incentivar la adopción de tecnologías que les permitan seguir ganando en competitividad, rentabilidad y conocimiento del cliente».

Las medidas que plantea Jaime Raynaud en su iniciativa tienen como eje vertebrador la innovación, en todas las vertientes y con la participación de todos los agentes que intervienen en el proceso: productores, transformadores, transportistas, sectores avanzados tecnológicamente y consumidores.

Señala Raynaud en declaraciones a ABC que si bien el Turismo encabeza el ranking de los sectores más pujantes de la economía andaluza, el de la agroindustrial cuenta con un gran potencial. «Tiene muchísimo recorrido. En el momento que se pueden optimizar recursos, aplicar las nuevas tecnologías y, especialmente, lograr la homogeneización de todo el sector, desde el productor hasta el consumidor, el avance va a ser espectacular».

Hay que pensar, insiste Raynaud, en lo que puede suponer que «en un momento determinado los consumidores manifiesten sus preferencias, y en la cabecera de la cadena de producción se trabaje en función de esas demandas».

Frente al otro sector de suma importancia en Andalucía, el del turismo, la agroindustria tiene la ventaja de que no es estacional. «La diversidad de productos es tal, y son tantas las nuevas tecnologías y las nuevas técnicas de cultivo, como el de bajo plásticos, que te puedes permitir el lujo de tener durante todo el año una industria muy potente, y sobre todo muy constante. La agroindustria andaluza tiene unas posibilida extraordinarias».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios