Algunas de las obras de las nueva colección
Algunas de las obras de las nueva colección - ABC
ARTE

Las utopías toman el Pompidou de Málaga

El centro renueva su exposición permanente con obras de Picasso, Doig, Miró, LeCorbusier, Chagall o Kandinsky

MÁLAGAActualizado:

El Centre Pompidou de Málaga se envuelve en las utopías de la mano de algunos de los maestros que han soñado un mundo diferente en el transcurso del siglo XX y XXI. La nueva exposición permanente ha sido presentada esta mañana de lunes y estará hasta 2020. Se trata de 70 obras de «diferentes artistas que nos ofrecen nuevas lecturas», ha explicado Brigitte Leal, comisaria de la exposición, sobre una muestra que aglutina pinturas, esculturas y proyecciones audiovisuales, entre otros formatos artísticos, para conformar una colección que contiene obras que, por su dimensión, no han podido exponerse en París y que podrán ser observadas en una de las salas andaluzas.

La exposición abre bajo el título: «Utopías modernas. Un recorrido por las colecciones del Centre Pompidou». Son seis actos en los que se definen primero «Las utopías» para pasar a «El final de las ilusiones» y llegar «Juntos» a «La ciudad radiante» donde «Imaginar el futuro» como «La edad de oro». Se descubren obras de Miró, Picasso, Doig, Lalanne, LeCorbusier, Chagall, Kandinsky, Malevich y Matta. Desde los arbores del siglo XX, se aborda con optimismo el futuro siglo XXI, donde las ideas revolucionarias son acogidas de manera entusiasta por los artistas, ante la decadencia y las desigualdades sociales. La Revolución Rusa, la I Guerra Mundial, el auge de los nacionalismos, los totalitarismos europeos o la Guerra Civil marcaron tiempos de renovación en los que las vanguardias se convirtieron en profetas.

Se propone el debate y aparece, como afirma la comisaria, «una realidad completamente distópica». La segunda parte de esta nueva colección. Según los responsables de la muestra son «promesas de libertad, igualdad y fraternidad». Las ideas que habían impulsado las vanguardias de preguerra se desvanecieron y «los artistas eran las víctimas de la historia». Es así hasta que una tercera parte anclada en las décadas de los 60 y 70 genera «un sentimiento corporativo que reivindicaba los derechos y libertades del sujeto frente al Estado absoluto».

Surge una «ciudad radiante» como el espacio por antonomasia donde llevar a cabo la construcción de ese Estado ideal, haciendo de la arquitectura y el urbanismo sus campos de actuación. Dode una comunidad «purificada, estandarizada y racional se organiza según las reglas de la armonía universal omitiendo el caos y la pluralidad». Los artistas contestan al totalitarismo con la diversidad y la libertad individual, donde la arquitectura es una adaptación a la realidad –explica la comisaria de la exposición–.

La nueva exposición propone que «para encontrar la utopía se mirar al pasado antes que al futuro. La muestra es un lugar para los soñadores y nostálgicos, que parten en busca del paraíso entre las obras de los maestros, ajenos a los problemas. La nueva colección abre una nueva etapa, que espera superar las 496.000 visitas que deja la primera colección que la institución francesa montó en el Cubo junto a los muelles malagueños. «Utopía es un concepto que nos lleva a un sueño con posibilidades, aunque Málaga es una ciudad de turismo, la transformación debe tener un calado más profundo», ha remarcado José María Luna, director de los museos de municipales de Málaga, ante el alcalde de la ciudad, Francisco de la Torre, que espera que vuelva a producirse una prórroga y se pueda albergar una tercera colección del Centre Pompidou después del 2020.