Turista en Antequera
Turista en Antequera - ABC
TURISMO

Los turistas apuestan más por Antequera tras el reconocimiento de la Unesco a los Dólmenes

Tras la declaración de Patrimonio de la Humanidad en 2016, la ocupación hotelera del municipio crece un 3,5 por ciento

MÁLAGAActualizado:

La Unesco decidió que el sitio de los Dólmenes de Antequera fuera Patrimonio de la Humanidad en julio de 2016. Desde entonces, el turismo en el municipio malagueño no para de crecer. Los datos de la delegación de Turismo del Ayuntamiento son alentadores y presentan un crecimiento. El último conocido es de ocupación hotelera de 2017. El primer año tras la declaración de la Unesco el municipio creció en este ámbito un 3,5 por ciento. La edil de Turismo, Belén Jiménez, ha informado este martes que las plazas de hoteles y de alojamientos rurales en la localidad se vieron copados de media durante el año en un 56,5 por ciento. En 2016, cuando se produjo la declaración, la misma cifra estuvo en un 53 por ciento.

Un análisis detallado de los datos señala que, por primera vez, la ocupación hotelera superó el 60 por ciento, llegando al 60,5 por ciento. Por su parte, los alojamientos rurales se quedaron en un 52,7 por ciento. El mejor mes de todo el año fue agosto, cuando se vendieron un 76 por ciento las plazas. Los meses julio, agosto y septiembre la media estuvo en un 70,5 por ciento de ocupación. «Viene a corroborar que, a pesar de no ser un destino específicamente costero, Antequera ha conseguido atraer en los últimos años a muchos de los millones de visitantes que llegan a Málaga», ha explicado Jiménez, que cree que estos datos son «muy significativos».

El Consistorio se marca «el aumento de las pernoctaciones como una prioridad». Para ello tendrá que seguir luchando porque la Junta de Andalucía mejore la gestión de los Dólmenes, que ya ha sido reclamada por la Diputación de Málaga y por el Ayuntamiento de Antequera para dar una respuesta más eficaz a los visitantes. Ambas entidades reprochan al gobierno andaluz la falta de inversión en el conjunto patrimonial. Piden, entre otras cosas, el prometido museo o que los Dólmenes se abran al público por las tardes durante el verano.

El pasado diciembre, el Ayuntamiento ya denunció que la Junta de Andalucía no cuidaba la estética del Sitio de los Dólmenes. El portavoz del Partido Popular de Málaga, José Ramón Carmona, criticó el «despropósito estético de plantar una farola con cámara para vigilar a tan solo tres metros de la entrada al dolmen de Menga». La actuación tampoco contentó como medida de seguridad. «El Gobierno andaluz ha arreglado el problema de seguridad plantando una farola en medio del conjunto dolménico y además rompiendo la panorámica que desde allí hay de la Peña de los Enamorados», lamentó.