Luis Medina y Manuel del Valle, presidentes de Civisur, con Ángeles Muñoz, alcaldesa de Marbella y Francisca Caracuel, edil Urbanismo
Luis Medina y Manuel del Valle, presidentes de Civisur, con Ángeles Muñoz, alcaldesa de Marbella y Francisca Caracuel, edil Urbanismo - ABC
URBANISMO

La suspensión del PGOU de Marbella afecta al eje Málaga-Sevilla

Civisur asegura que los problemas urbanísticos en la Costa del Sol afligen la «estructura jurídica, económica y social»

MARBELLAActualizado:

Marbella es una de las principales zonas económicas de Andalucía. Los problemas en la ciudad afligen a toda la región. Es una de las conclusiones que dio a conocer el pasado viernes la Asociación Cívica del Sur (Civisur), tras las jornadas de debate que mantuvieron en la ciudad en marzo de 2016. «La anulación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de 2010 de Marbella de 2010 no solo afecta a Marbella, sino a la estructura jurídica, económica y social de las provincias de Málaga y Sevilla», explicó Luis Medina, copresidente de Civisur. «Se ha llevado a este territorio y a esta ciudad a una situación no deseada por nadie», añadió Manuel del Valle, copresidente de Civisur, quien apuntó que se hace «muy difícil, casi imposible, la prosperidad económica de este territorio, pero sobre todo la legalidad urbanística».

Los expertos congregados apuntan soluciones desde la sociedad civil para que Marbella vuelva a estar dentro del derecho. Las conclusiones serán acogidas por el Ayuntamiento. «Estaremos muy atentos de las conclusiones a las que han llegado después del estudio pormenorizado que han hecho de la casuística que han tenido en Marbella los últimos avatares de la anulación del PGOU», remarcó Ángeles Muñoz, alcaldesa de Marbella, quien incidió en que «queda mucho por hacer». Las soluciones aportadas no sólo pasan por el PGOU de Marbella, sino también por el Plan Ordenamiento Territorial (POT) de la Costa del Sol, también suspendido por el tribunal supremo en noviembre de 2015. Los 40 expertos apuntan medidas desde tres ámbitos diferentes.

Se ha analizado la situación y las perspectivas económicas, planificación, consecuencias económicas y financieras de la anulación del PGOU de Marbella y del POT de la Costa del Sol de 2006. Sus transacciones inmobiliarias, pasando de 3.500 en el año 2008 a 7.500 en el año 2015. O los créditos al sector privado que, Según la CIRBE al cierre del año 2014, eran en Málaga de 32.875 millones de euros. Siendo en Costa del Sol Occidental 9.980 millones y en Marbella 3.492 millones –10,6% del total–. Se ha analizado las razones de la suspensión del Urbanismo de Marbella y la Costa del Sol, sus consecuencias económicas, las financieras y se aportan análisis de la confianza empresarial y de la situación económica del sector inmobiliario.

La mesa jurídica de Civisur expuso la reconducción de la legalidad en la zona. Los expertos se cuestionaron sobre cómo no puede estar en manos del planificador alterar o desfigurar el concepto de suelo urbano consolidado, del mismo modo que tampoco lo está dejar de considerar suelo urbano aquel que reúne las condiciones legalmente determinantes de la tal clasificación. Aportaron nuevos modelos de ciudad sostenible con una doctrina jurisprudencial relevante acerca de la nulidad de los planes generales por aplicación del derecho urbanístico de Andalucía. En base a todo, los expertos en Urbanismo reseñan las irregularidades urbanísticas y los planes de futuro para la ciudad y su afección al conjunto de Andalucía. «Estaré atenta a las conclusiones para aplicarlas», anunció Muñoz, quien explicó que el Urbanismo era una cuestión «a abordar de forma inmediata». «Es la base de la economía y dinamismo de Marbella», concluyó Muñoz.