Antonio Banderas y Stella del Carmen asisten al funeral de Doña Ana
Antonio Banderas y Stella del Carmen asisten al funeral de Doña Ana - Francis Silva
GENTE

Stella del Carmen, el apoyo de Antonio Banderas en la semana más dura

La joven estuvo en Málaga en el funeral de su abuela paterna y después se desplazó con su padre a Barcelona

MÁLAGAActualizado:

Stella del Carmen Banderas ha sido esta semana el principal apoyo de su padre, Antonio Banderas, en uno de los momentos más duros de su vida. El pasado sábado Ana Bandera Gallego, la madre el actor, falleció cuando permanecía ingresada en la Clínica El Ángel de Málaga por unas dolencias que empeoraron su estado de salud, ya muy deteriorado por el Alzheimer. El varapalo pilló al actor en la ciudad en pleno rodaje de «Genius», la serie de National Geographic en la que dará vida a Pablo Ruiz Picasso. Su hija llegó ese mismo día a Málaga para arroparlo y despedir a su abuela Doña Ana, a la que tantas veces visitó en la Costa del Sol y que es una de las culpables de que la adolescente hable español.

Llegó para el velatorio en la sala que se habilitó en el cementerio de San Gabriel, donde la familia ofreció una primera misa a Doña Ana. La joven estuvo también en el «emotivo» funeral que se celebró el domingo en la Iglesia de San Juan, en pleno centro de la ciudad. De donde su abuela era feligresa y donde su padre acude cada año para sacar a la Virgen de Lágrimas y Favores. Fue vestida de negro y del brazo de su padre, rapado por exigencias de guión de «Genius» y ocultando el dolor por la pérdida tras unas gafas de sol. Estuvo acompañada por toda su familia paterna y de sus amigos más íntimos.

En el sepelio estuvo su tío Javier con su familia, que vela por los negocios y la fundación con el nombre de la Virgen fusionada a la que su padre profesa profunda devoción. El hermano menor del intérprete es la persona de más confianza de su padre. En la despedida a Doña Ana, también estuvo Nicole Kimpel, actual pareja de Antonio Banderas y su principal soporte vital, tras el divorcio de Melanie Griffith, madre de Stella del Carmen.

La familia Banderas no ha salido mucho durante su estancia en Málaga, que se prolongó hasta el martes. «Han estado descansando después de la muerte», aseguran estas fuentes, que reseñan que el lunes fueron «a despejarse por el centro». Antonio Banderas, Nicole Kimpel y Stella del Carmen, dieron una vuelta por el casco histórico de la capital, donde reside el actor. Salieron del ático junto al Museo Picasso y al Teatro Romano, frente de la Alcazaba, para dar un paseo por la Catedral de la Encarnación, pasar por calle Larios, donde ya se está ultimando el espectacular alumbrado navideño, y se perdieron por las callejuelas malagueñas. En un momento de la tarde, pararon a tomar un chocolate con churros en una conocida churrería del centro.

«Nada fuera de lo normal. Antonio suele llevar una vida muy tranquila», explican las fuentes, que aseguran que el actor, cuando se encuentra en la ciudad, suele salir a hacer deporte, pero se pasa la mayoría del tiempo en su ático de calle Alcazabilla en el corazón de la Málaga Picassiana. «Sólo sale cuando tiene alguna reunión o algún compromiso», remarcan. Suele estar en casa sumergido en sus proyectos, escuchando música o viendo el fútbol. La comida se la suben del Pimpi, el restaurante que hay bajo el edificio donde reside. Antonio Banderas tiene línea directa con el gerente del establecimiento. «Le manda un mensaje con lo que quiere y le suben la comida», recuerdan.

Fue así hasta el martes, cuando se marcharon de la Costa del Sol. «En Barcelona, en inmejorable compañía», escribió Antonio Banderas el pasado miércoles desde uno de los pórticos de la Sagrada Familia, en una foto en la que aparecía con su hija. Al día siguiente, fue Stella del Carmen la que posteó otra imagen en la que aparecía el actor en el mismo lugar con cuatro corazones amarillos y rojos –colores de la bandera catalana–. En la misma fecha una conocida peluquería de la Ciudad Condal subía una foto de Nicole Kimpel con los empleados del establecimiento tras su visita. Estaba previsto que el actor volviera a Málaga el viernes, pero ya sin Stella del Carmen. «Debe volver a Estados Unidos. Ella ha venido para estar con su padre por la muerte de su abuela. No ha sido una visita turística», explican las fuentes consultadas.

Stella volverá a California, donde estudia Arte en la universidad. Tras la separación de sus padres, la chica se quedó con su madre, Melanie Griffith, en Los Ángeles. Antonio Banderas no suele hablar de ella para preservar su anonimato, pero las redes sociales la están convirtiendo en una «it girl». Sólo en Instagram tiene más de 57.300 seguidores. De la pocas veces que Antonio Banderas ha hablado de su hija fue al recoger el Goya de Honor en 2015, cuando le pidió perdón por sus ausencias emocionado. Cuando el actor residía en Los Ángeles era habitual que reservara un día a la semana para estar con ella y se le pudo ver, en algunas de esas jornadas, en primera fila en los partidos de los Lakers en el Staples Center, cuando las estrellas del púrpura y oro eran Kobe Bryant y Pau Gasol.