El malagueño Jorge Gómez
El malagueño Jorge Gómez - ABC
TRAGEDIA EN MÉXICO

Sigue habiendo calor bajo los escombros donde buscan a Jorge Gómez

Los equipos de rescate agotan todos los puntos de búsqueda marcados para sacar al malagueño

MÁLAGAActualizado:

La familia de Jorge Gómez se aferra a un clavo ardiendo para mantener la esperanza de su rescate. Pese a las demoras y a que el malagueño lleva seis días enterrado en los escombros de uno de los edificios de la calle Álvaro Obregón 286 en Ciudad de México, sus hermanos creen que todo puede acabar bien. La última razón para creer, como confirmaron, es que los servicios de salvamento detectaron calor bajo el hormigón, cuando se cumplía el quinto día del joven aparejador sepultado.

Sobre las 20.00 horas del domingo –hora española– la Unidad Militar de Emergencias se preparaba para hacer un relevo en las tareas de desescombro. Se cumplía el quinto día desde el seísmo y la familia aguardaba, tanto a los pies del edificio, como en Málaga, a un nuevo indicio para creer. Fue cuando supieron que había calor en la zona, detectado por las cámaras de los equipos de salvamento. «Están trabajando en una zona más amplia», explica Alejandro Gómez, hermano de Jorge.

El pasado domingo, los equipos volvieron a retirar losas. La maquinaria actuó y los equipos se afanaron en entrar a la zona donde creen que puede estar el malagueño. «Están desescombrando rápido para examinar la zona. Es el último lugar posible donde puede estar Jorge», señala su hermano, que ve inexplicable algunas de las demoras que se han producido en el rescate. Cierto que, en parte, se han producido por réplicas del seísmo, porque el inmueble se volvió peligroso por culpa de la lluvia o porque un terremoto en Oaxaca hizo que se tuviera que paralizar todo.

Sin embargo, para la familia de los sepultados bajo los escombros «es inexplicable» la lentitud con la que se está actuando y la falta de información sobre el rescate. «Nos han dicho que están intentado acceder por un patio de luz del edificio al hueco de la escalera», asegura Alejandro, que remarca que cree se pretende abrir una entrada de forma lateral al lugar donde hace ya dos días se situaba al malagueño desaparecido.