La madre Antonio Ortega, visiblemente afectada - ABC
DESAPARECIDO

Siete días sin rastro de Antonio Ortega en Torremolinos

Salió a pasear a su perro el pasado 22 de enero y desde entonces se encuentra en paradero desconocido

TORREMOLINOSActualizado:

Antonio Ortega salió el pasado 22 de enero a pasear a su perro en Torremolinos, desde entonces no se sabe nada de su paradero. Eran las 11.00 horas de la mañana. La última vez que se le vio fue cerca de su domicilio en la calle Murillo Bracho.

Desde entonces, tanto a Antonio, como a su mascota, se los ha tragado la tierra. El hombre de 32 años de edad padece, además, una enfermedad mental para la que necesita un tratamiento médico y lleva sin tomar su medicación desde el momento de la desaparición. Según la madre del ausente en un video difundido para pedir ayuda, se marchó sin llaves de la casa y sin su documentación. «No lleva nada», explica la progenitora.

La familia del joven está haciendo varios llamamientos. El primero es un video en el que piden que se comunique a la Policía cualquier pista sobre su paradero. «Por favor, quien lo haya visto que lo comunique», reclama la madre, que teme por el joven debido a las condiciones meteorológicas en la Costa del Sol a causa del temporal de viento de Levante.

«Estamos desesperados», espeta la progenitora. La familia también ha hecho un llamamiento a través del Ayuntamiento de la localidad malagueña con el fin de poder sumar esfuerzos a la hora de encontrar a Antonio Ortega.

Se mantiene un dispositivo de búsqueda activado, que una semana después, no ha conseguido arrojar luz sobre su paradero. Unos 70 efectivos coordinados por Emergencias 112 se afanan para hallar al joven. Participan también el Grupo de Emergencias de Andalucía (GREA) junto con Protección Civil, Policía Nacional, Policía Local y Bomberos de Torremolinos.

Por el momento, el rastreo en la sierra es «negativo». Por lo que, asegún el Consistorio de Torremolinos, es probable que se hubiese ido caminando con su perro por las zonas limítrofes de Torremolinos y se halle desorientado.

Su madre en el video también apunta a la posibilidad de que se encuentre en algún lugar en estas condiciones y sin saber regresar a casa. La familia pide a los vecinos de la Costa del Sol que estén atentos por si aparece un joven de sus características, centrándose con especial interés en los municipios de Benalmádena, Alhaurín o Málaga, sobre todo en la barriada de Huelin y en los entornos de la estación María Zambrano, donde se han pegado carteles con su foto.

Antonio mide sobre 1,80 metros y pesa 72 kilos. Tiene el pelo corto y castaño. En el día que salió de casa vestía pantalón negro de chándal, sudadera blanca con capucha roja y zapatillas azules. La familia cree que puede estar acompañado por el perro, que es de tamaño medio y tiene el pelo largo y decolor marrón. La madre denunció la desaparición el mismo día que se produjo, pero hasta ahora nada se sabe de este joven malagueño.