El cocinero Nobu San, la alcaldesa de Marbella, Ángeles Muñoz, y Robert de Niro brindan en la ceremonia del sake
El cocinero Nobu San, la alcaldesa de Marbella, Ángeles Muñoz, y Robert de Niro brindan en la ceremonia del sake - F. SILVA
GENTE

Robert de Niro en Marbella: «Si Trump entra en un restaurante donde estoy, me levanto y me voy»

La cadena Nobu, propiedad del actor, inauguró su nuevo hotel en Marbella y sumará nuevos resort en Barcelona y Madrid, tras los establecimientos abiertos de la Costa del Sol e Ibiza

MARBELLAActualizado:

Robert de Niro estuvo ayer miércoles en Marbella para inaugurar su nuevo hotel en sociedad con Puente Romano. Lo hizo con la tradicional ceremonia del sake. En la que se rompe el barril de esta bebida japonesa para tener buena fortuna en la futura andadura empresarial. Ritual ancestral que nació hace 300 años de la mano de Tokugawa Shogun, un guerrero que la implantó como antesala a la batalla, para tener suerte en el combate. Y no es baladí la celebración, porque De Niro y sus socios, el chef Nobu Matsuhisa y el productor Meir Teper, pretenden usar España como base de operaciones para la expansión prevista en toda Europa. Una ampliación en la que el actor no espera la visita del actual presidente de los Estados Unidos, Donald Trump: «Si Trump entra en un restaurante donde estoy, me levanto y me voy».

Anécdotas al margen, la cadena hotelera del intérprete ya tiene sedes en Ibiza y Marbella, donde opera desde hace un año. Ahora está previsto abrir en el primer trimestre de 2019 otro hotel con restaurante en Barcelona, en la Torre Catalunya. Al igual que otro previsto en Madrid. «Será el inicio de la expansión por Europa, donde tenemos presencia en Londres desde hace años», aclaró Nobu Matshuhisa a ABC tras el encuentro. El primer paso fuera de las fronteras nacionales será Portugal, donde la cadena está mirando localizaciones para un nuevo negocio –confirmó el director ejecutivo Trevor Horwell–.

Una familia

El actor lleva años asociado a Nobu San, desde que lo descubriera en uno de los restaurantes del japonés en Los Ángeles, convertido en lugar de cita de grandes estrellas de Hollywood. «Nobu es un gran chef al que la gente agradece la comida que es capaz de hacer», remarcó De Niro como motivo de su unión. Los tres socios son «un matrimonio de 25 años de unión». «Somos una familia», aseveró Teper. «Todo se basa en la calidad de la comida y en tener un equipo fuerte», apuntó Nobu. «Estábamos en el Hard Rock Cafe de San Diego y nos preguntaron que qué tal estaba la comida. Pensé que esto lo podría hacer para mí mismo. Abrimos una pequeña línea y ha ido creciendo», añadió De Niro sobre el nacimiento de la cadena Nobu.

La estrella de Hollywood ya tenía negocios antes de embarcarse en esta selecta cadena hotelera, que conjuga gastronomía y hospitalidad en una oferta dedicada a adultos. Hace 30 años se aventuró en Nueva York en Tribeca Grill. «Me encanta la buena cocina», justificó sobre su participación en este tipo de empresas y como una de las razones por las que «ama» venir a España. Todos los asistentes dijeron que el de ayer era un día especial. «Me gusta Marbella porque hay muy buen producto, sobre todo en mariscos y pescado», aseguró Nobu.

Visita fugaz

De Niro llegó por la mañana al Aeropuerto de Málaga en vuelo privado procedente de Londres, donde hicieron la misma ceremonia la noche anterior. Aterrizó en la pista destinada a este tipo de llegadas. Desde allí fue desplazado en helicóptero hasta Marbella para estar en su hotel. Llegó sobre mediodía a Puente Romano, en cuyo interior está implantado Nobu Hotel. Salió a comer al «beach club», situado junto al mar y fue una atracción para aquellos que se lo encontrando regresando a Puente Romano por el paseo marítimo de Marbella tras el almuerzo.

Después de la rueda de prensa, en la que fue parco en palabras, se retiró a descansar para estar en plena forma durante la ceremonia del sake, donde buscan los mejores augurios para esta nueva aventura, que arranca en Marbella con el afán de conquistar Europa. Hubo cena privada con algunos elegidos cercanos a la cadena, como el chef Dani García, uno de los principales artífices de la llegada de la cadena a Marbella. Este jueves, se repetirá el mismo ritual Ibiza con los mismos protagonistas. «Estamos muy asentados en Estados Unidos y otras zonas del mundo. Ahora queremos hacerlo también en Europa», sentenció Trevor Horwell.