Familiares de los inmigrantes internados en Archidona, ante el nuevo penal
Familiares de los inmigrantes internados en Archidona, ante el nuevo penal - FRANCIS SILVA
INMIGRACIÓN

Revés de De la Torre a Zoido por la cárcel de los inmigrantes

El PP se abstiene en el Ayuntamiento ante una moción de la izquierda que pedía liberar a los recluidos en Archidona

MÁLAGAActualizado:

El pleno del Ayuntamiento de Málaga, donde gobierna el Partido Popular, aprobó ayer jueves exigir al Ministerio del Interior la inmediata puesta en libertad de los inmigrantes que desde hace más de una semana se encuentran internados en la prisión aún por inaugurar de Archidona. Fue gracias a una moción urgente presentada por los grupos de izquierda —Málaga Ahora (Podemos) e Izquierda Unida— que sólo recibió aparte el respaldo de los tres concejales de Ciudadanos.

Pero esos nueve votos (en un pleno que cuenta con 31 miembros) fueron suficientes para que saliera adelante la iniciativa. Y así fue ya que tanto los nueve ediles socialistas como los 13 del grupo popular decidieron abstenerse. Según manifestó a ABC el concejal de Derechos Humanos, el popular Julio Andrade, el motivo de la abstención mo fue otro que la sorpresa ante las mociones urgentes de la izquierda dado que se había consensuado antes una institucional.

Pero en el salón de Plenos de la Casona del Parque (sede del Ayuntamiento malacitano) retumbó la posición del PP, dadas las dificultades que está teniendo el Gobierno, de su mismo partido, para explicar las razones que le han llevado a conminar a los inmigrantes en el nuevo penal. El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, lleva toda la semana insistiendo en las buenas condiciones que presenta la cárcel de Archidona, además de subrayar el carácter «extarordinario y transitorio» de la medida.

«Todos estamos de acuerdo en que la cárcel no es para acoger a personas que no cometen delitos», afirmó durante el pleno Andrade, quien explicó a este periódico que había intentado introducir una enmienda para seguir la linea de la moción institucional donde se instaba al Gobierno a no usar la cárcel para este fin. Pero recibió el rechazo de los demás grupos.

Y es que en esa misma sesión plenaria, muy centrada en el inesperado cometido que se le ha dado a la prisión archidonesa, también se aprobó el rechazo terminante al internamiento, también con la abstención de los populares.

En casi lo único que hubo unanimidad fue en solicitar al resto de administraciones que brinden a Interior espacios y recursos para el acogimiento de los recluidos en Archidona. Curiosamente, el pleno se reafirmó de forma unánime en su oposición a que Málaga vuelva a acoger un Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE).