EDUCACIÓN

Repaso a la consejera andaluza de Educación en la primera piedra del «colegio de lata»

La presidenta del AMPA Las Caracolas de Mijas relata seis años de penurias, exige el nuevo centro para 2017 y le espeta al gobierno andaluz que se han reído de ellos, los han usado y engañado

Era la puesta de la primera piedra de un colegio nuevo. La Consejera de Educación, Adelaida de la Calle, y la corte socialista de Málaga y de Mijas estaban preparados para el aluvión de flashes, las sonrisas y para lucir medalla en la solapa con una «nueva apuesta por mejorar la educación en Andalucía». Pero todo se torció. El público congregado comenzó a aclamar a Mariló Olmedo, presidenta del AMPA Las Caracolas del Indira Gandhi, que lleva seis luchando contra la Junta de Andalucía para la construcción de este colegio. Al final, el estamento oficial decidió darle la palabra para que se dirigiera a los congregados y repasó la situación en la que el gobierno andaluz ha tenido a sus hijos en los últimos seis años. 

Olmedo ha sido siempre beligerante en las demandas y no dejó de serlo por tener a la plana mayor de la Consejería de Educación delante. «Seis años tarde y con muchas historias a nuestras espaldas. Goteras, clases inundadas, niños yendo a otro colegio a ir al comedor y llegando mojados, pasan frio, calor, vates atascados. Todo lo que podáis imaginar», relató la presidenta del AMPA del colegio Indira Gandhi, hecho al cien por cien de caracolas y donde la Junta este año ha vuelto a instalar un nuevo barracón.

Agradeció los apoyos que ha recibido el AMPA durante estos años. La presidenta de los padres se quiso acordar de los que se encerraron un fin de semana, a los que fueron a las reuniones, de los viajes al Parlamento andaluz y de las personas que les atendieron y llevaron su voz a las comisiones de educación, pero destacó a «las señoritas –como dicen los niños– porque nunca ha faltado en el colegio cariño, entrega, amor, sonrisas y besos». «Nunca faltó eso para que los niños olviden las carencias que han tenido durante años. Y que las siguen teniendo, puesto que el edificio no está, desgraciadamente», añadió Olmedo, quien dedicó la consecución de este centro a los niños que sufren la situación. «Los verdaderamente protagonistas de este día son los 530 alumnos, sobre todo los que comenzaron en 2010, que se merecen este colegio a más no poder», remachó.

Entre los agradecimientos estuvo el Ayuntamiento, que siempre ha estado apoyando las demandas y luchando junto a los padres. Pero se olvidó de la Junta de Andalucía y del PSOE, a los que reprochó su falta de apoyo en este tema. «Se han reído de nosotros y nuestra lucha, nos han engañado y nos han usado para rédito político», aseguró Mariló Olmedo, quien volvió a exigir a la administración andaluza nuevos retos para el futuro y una educación de calidad para los hijos de la barriada de Las Lagunas en Mijas. «Ese terreno de ahí en enfrente tiene que ser un instituto pronto, porque nuestros niños en dos años, los mayores están en cuarto de primaria, pasan al instituto y sería un sin sentido que hicieran la Secundaria en latas, barracones, caracolas, prefabricadas... Qué no ocurra que estos niños vayan a latas», aseveró Olmedo.

«Dijimos que teníamos que luchar hasta que la cinta se cortarse y eso es lo que vamos a hacer. El curso 2017 tiene que empezar en Mijas con la total normalidad del mundo. Sin caracolas, sin goteras, sin disgustos y con toda la ilusión de abrir un colegio nuevo», señaló la presidenta del AMPA, antes de que se pusiera la primera piedra con los congregados coreando su nombre en señal de apoyo a sus palabras.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios