GALA CONTRA EL CÁNCER

Raquel Bernal, ex de Muñoz Escassi, brilla en la noche contra el cáncer

La venezolana fue la principal atracción de un evento que volvió a concentrar a numerosos ilustres en el Real Club de Golf de Guadalmina en Marbella

Raquel Bernal, durante la gala solidaria contra el cáncer en Marbella
Raquel Bernal, durante la gala solidaria contra el cáncer en Marbella - KMJ/KMA

Fue la estrella indiscutible de la noche contra el cáncer de Marbella desde el momento en el que reservó cuatro mesas para sus invitados a la fiesta. Raquel Bernal, ex mujer de Álvaro Muñoz Escassi, dijo sentirse en Marbella «como en su casa» porque es un lugar al que lleva viniendo cinco años –reconoció la Miss Venezuela y poderosa empresaria–. Fue agasajada por la Asociación Española contra el Cáncer durante la velada por sus aportaciones solidarias y Maika Pérez de Cobas, presidenta de la entidad en Marbella, le ofreció el puesto de vicepresidenta de la organización, que ocupará junto a nombres como la princesa Beatriz de Orleans.

En la mesa número tres, en primera fila y justo en frente del escenario donde se iban a producir todas las actuaciones, Bernal no perdió detalle de cuánto sucedía. La gala fue conducida por Agustín Bravo, Miriam Díaz Aroca y Boris Izaguirre, al que se le pudo ver charlar de manera amistosa con su rubia compatriota, en otro tiempo llamada «la Barbie del Chavismo». Bailó el colombiano Fernando Montaño, solista del Royal Ballet, los mariachis dejaron las rancheras más conocidas por el gran público acompañando a Pablo Montero y Pitingo puso el flamenco fusión a una noche en la que se subastaron varias obras de arte ante la mirada de los escoltas de una rubia venezolana que bebía champán y tarareaba el «Cucurrucucú Paloma».

La cita es la principal fuente de ingresos que tiene la asociación para sustentar sus proyectos anuales. Sabedores de esto, empresarios como Félix Revuelta de Naturhouse se acercan, desde su mansión en la exclusiva Sierra Blanca de Marbella, para aportar su granito de arena. También lo hicieron Ignacio Maluquer y Sandra García-Sanjuán, fundadores de Starlite, festival cuya continuidad en la ciudad no está asegurada y que llevará a cabo su recaudación de fondos para obras sociales el 13 de agosto de la mano de Antonio Banderas. Tampoco faltó Tomás Olivo, el empresario de centros comerciales y de ocio, propietario de La Cañada en Marbella, y que ha donado en esta edición 100.000 euros a la AECC en la ciudad.

Los Aznar también cumplieron con la cita, aunque este año otro compromiso les impidiera quedarse a la cena. José María Aznar, expresidente del Gobierno, y Ana Botella, exalcaldesa de Madrid, pasaron a primera hora y estuvieron en el cóctel. Los que sí se quedaron junto a la piscina fueron Hubertus de Honhenlohe y las princesas Hussa, Tellu Hohenlohe y Beatriz de Ausberg. Nombres a los que se sumaron los de las reconocidas empresarias Maya Swaroski, la reina del cristal, la joyera neoyorkina Ada de Maurier o la agente inmobiliaria Kristina Szekely. Personalidades acompañadas en esta noche solidaria de empresarios nacionales como Pepe Barroso o Federico Beltrán.

La gala recaudó 100.000 euros por las entradas vendidas a los colaboradores, como Carmen Lomana, Olivia Valère o Jaime Martínez Bordiú. Y después de las donaciones de los asistentes superó los 200.000 euros. A la espera de cerrar el balance, la organización se congratuló de haber mejorado las cifras del año pasado (117.000 euros).

Toda la actualidad en portada

comentarios