Hotel BQ donde se produjeron los hechos
Hotel BQ donde se produjeron los hechos - G.MAPS
MÁLAGA

Quince años de prisión para el danés que mató a su novia y alegó que había sido un juego sexual

El jurado popular considera que le quitó la vida con el cable de un cargador de móvil tras una discusión en un chiringuito de Torre del Mar que se trasladó al hotel

MÁLAGAActualizado:

La sentencia narra como Vagn D. se encontraba de vacaciones en España con su novia Anna y con un amigo, Dennis A., visitando al hermano de este último Kenneth A. El grupo de daneses había llegado a Vélez-Málaga para pasar unos días con el residente en la localidad malagueña, pero algo se rompió en aquellos días. El día 20 de junio de 2015 Vagn se encontraba junto a su pareja, Anne, y sus amigos en el Chiringuito La Sirena de Torre del Mar. Allí la pareja tuvo una discusión y la mujer se marchó al hotel, donde al día siguiente sería hallada sin vida.

Según los hechos probados ante el tribunal, Anne se fue aquella noche al hotel BQ. La pareja se había instalado desde hacía días en la habitación 524 de este resort. Tras la mujer se marchó al hotel Vagn en estado de cólera. La llegada del hombre a la habitación arrancó una discusión entre la pareja en la que se arrojaron objetos.

La mujer se marchó al baño. En ese momento, el hombre cogió el cargador de un móvil y la siguió. Según la sentencia, Vagn iba «con intención de acabar con su vida». El hombre agarró el cargador y estranguló a su pareja en el baño de la habitación. Una vez muerta por asfixia la trasladó a la cama de la habitación.

Pidió ayuda

Al día siguiente, el 21 de junio, el hombre bajó a la receocón del hotel para pedir una ambulancia porque su mujer no podía respirar. En la primera sesión del juicio, Vagn aseguró que ambos habían consumido alcohol y drogas y que esa fue la razón de la discusión. Pero que luego se acostaron y mantuvieron relaciones. El hombre trató de alegar que llevaban a cabo prácticas sadomasoquistas.

Reconoció que la había asfixiado mientras hacían un juego sexual, pero negó haberla matado. Dijo que tras practicar un ahogamiento, mientras hacían el amor, se quedó dormido y que no fue hasta el día siguiente cuando se dio cuenta del estado de su mujer.

Mintió al jurado

El estudio de las heridas que presentaba el cadáver deshace la versión del homicida. La víctima estaba ahorcada, tenía una fuerte hemorragia y la marca del cable con la que fue asfixiada en el cuello. El cadáver también presentaba moratones en diversas partes de los brazos y de las piernas.

Finalmente, el jurado no creyó la versión del danés. Le ha impuesto una pena de 15 años de prisión por homicidio, inhabilitación absoluta y especial durante el tiempo de la condena y el pago de las costas procesales. El condenado también deberá indemnizar, en concepto de responsabilidad civil derivada del delito, al padre de su pareja con 200.000 euros.