ENTREVISTA

«El PSOE usa la polémica del PGOU de Marbella para cubrir su falta de gestión»

Ángeles Muñoz, senadora y ex alcaldesa, defiende su inocencia sobre la presunta falsificación del Plan General y acusa al Ayuntamiento de ocultar información que la exculparía

Ángeles Muñoz durante la entrevista / J.J.M.
Ángeles Muñoz durante la entrevista / J.J.M.

Ángeles Muñoz fue la primera alcaldesa elegida por las urnas tras la Operación Malaya. Estuvo en el poder desde 2007 hasta 2015, cuando un pacto entre PSOE, Izquierda Unida y los independentistas de la barriada de San Pedro, apoyados por Podemos, la desalojaron del poder. Desde entonces sigue acumulando victorias electorales como candidata al Senado por Málaga y ejerciendo de líder de la oposición en Marbella. Ahora se enfrenta a la polémica sobre el PGOU que su equipo de gobierno aprobó en 2010. La Fiscalía investiga una posible falsificación documental en el planeamiento, por la que el fiscal ha denunciado a la propia ex alcaldesa. Dice estar segura de su gestión y acusa al actual gobierno de ocultar la información que la exculparía a la Fiscalía.

¿Por qué le denuncia la Fiscalía por falsedad documental?

El equipo de gobierno hizo esa acusación hace dos meses. Desde entonces lo que hemos visto es que el tripartito le ha negado y ocultado información a la Fiscalía. Algo que me parece especialmente grave. Se tendrán que tomar todas las medidas. Un gobierno que, durante un año, después de una denuncia, niega y oculta información a la Fiscalía es de tal gravedad que tendremos que hacer lo que sea necesario. Máxime en asuntos tan trascendentales como la seguridad jurídica y urbanística de la ciudad.

Esa es una acusación al gobierno municipal muy grave. ¿En qué se basa?

En que el documento que requiere la Fiscalía está en el expediente y cada grupo municipal tenía copia. Es el escrito de las modificaciones y las reuniones que mantuvo el equipo redactor con la Consejería de Obras Públicas. El problema es que, cuando lo pide la Fiscalía, el Ayuntamiento dice que no lo tiene, que no consta y que no existe. No sé si es una ocultación, si lo han hecho desaparecer o no han querido mandarlo. El escrito está, existe y, si lo hubieran enviado desde el primer momento, el recorrido de la denuncia se hubiera esclarecido de una forma rápida.

El PSOE dijo que el documento que usted presenta no es el que requiere la Fiscalía...

El fiscal pide el documento con el registro de entrada 063630. Ese escrito dice quién ha hecho los cambios en el PGOU. Ahora el Ayuntamiento intenta echar marcha atrás y de lo que decía que era una falsificación, ya no saben si son falsificaciones o es que no se mandó la documentación. Pero hay una cuestión muy grave: el PSOE habla de falsificación y tendrá que demostrarlo. Sobre todo, cuando se prueba quién hace los cambios, porque está en el acta de pleno, en la comisión informativa y en la documentación del propio Plan General. No sólo se dice qué se modifica, sino por qué se modifica y se reseña la reunión que tienen la Consejería de Obras Públicas y el equipo redactor. Viene perfectamente explicado y no han querido notificarlo a la Fiscalía. El fiscal ya tiene los documentos que le ha ocultado el Ayuntamiento. Ahí se prueba cómo se ha tramitado el PGOU. Fue un procedimiento que se hizo de una forma impecable y ajustado a la ley, como no podía ser de otra manera. El Ayuntamiento, por interés partidista, intenta desacreditar al Partido Popular y a mí como alcaldesa en aquel momento.

Todo puede archivarse o elevarse al Supremo por su aforamiento para que lo investigue. ¿Teme que le pase factura política?

Al revés. No tengo miedo a que me pase factura, sino todo lo contrario. Los ciudadanos se van a dar cuenta de cómo es el equipo de gobierno y hasta donde son capaces de llegar por el poder. El PSOE considera que en política vale todo para mantenerse en el poder, incluso mintiendo, falseando, ocultando información y actuando como lo están haciendo. El tripartido usa todo este tema de la polémica del PGOU para cubrir la falta de gestión y la falta de apoyo en la opinión pública. Hay que destacar que como senadora he tenido el mayor respaldo electoral de la provincia en los dos últimos comicios.

¿Va a ir a los tribunales contra quien le acusa?

Es todo rotundamente falso y, aunque no soy partidaria de ir a los tribunales, creo que llega un momento que, con acusaciones tan graves, hay que ir a los tribunales y defender tu honorabilidad. Por su puesto que voy a ir. Esto se va a resolver y la gravedad de los hechos hace que tengamos que ir.

Otro tema candente es la Policía Local de Marbella, cuyos tres últimos jefes están salpicados por la polémica. ¿Hay forma de normalizar el cuerpo municipal?

La Policía Local de Marbella tuvo una época con nosotros en la que resalta como mejoraron los niveles de seguridad en la ciudad. Ahora mismo el problema no es sólo la policía, es también la limpieza, los asuntos sociales y tantas otras políticas. Es una dejadez de funciones y una falta de gobierno. En la Policía de Marbella hemos visto despropósitos tan grandes como quitar la unidad de tráfico o la policía de barrio y que monten la unidad de parapente.

Los asuntos sociales son otro asunto espinoso por los recortes. ¿Por qué cree que se han quitado tantos convenios?

Ha sido un despropósito. Se ha desmantelado la importante red asistencial que tenía el Ayuntamiento con las asociaciones. Se hacía un servicio fundamental. Se ha hecho por sectarismo y por falta de sensibilidad con la ciudad que les rodea.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios