MARCHA EN MÁLAGA POR UNA SANIDAD DIGNA

«Los profesionales sanitarios son conservadores; tienen miedo a las represalias»

Jonathan Andrades, convocante de la manifestación del día 27, defiende su derecho a protestar como usuario de la sanidad

Andrades, delante del Hospital Marítimo de Torremolinos
Andrades, delante del Hospital Marítimo de Torremolinos - FRANCIS SILVA

Está empeñado en convertirse en el «Spiriman» malagueño. Con una diferencia. Protesta por los déficits de la sanidad de esta provincia como usuario, no como profesional del sistema. Jonathan Andrades, profesor de Lengua y Literatura en un instituto de Torremolinos, se ha erigido como único convocante de la manifestación con la que el próximo domingo 27 quiere conformar su particular «marea» en Málaga a la manera en que ya ha sucedido dos veces en Granada. La manifestación que ya le ha autorizado la Subdelegación del Gobierno partirá a las 11.30 de ese día de la plaza de la Marina para confluir de manera simbólica en el antiguo Hospital Noble, donde se leerá un manifiesto.

—De las nuevas «mareas» andaluzas, es usted el primer convocante que no es médico. ¿Cree que este hecho puede influir en la convocatoria?

—Me di cuenta del nivel al que había llegado la sanidad cuando tuve que acompañar a mi madre por un problema al hospital Marítimo de Torremolinos. Sé que no soy un profesional, como sí ocurre con los casos de Jesús Candel en Granada o Julia Paloma Hergueta (la convocante en Huelva). Pero también tengo derecho a reivindicar como usuario. Igual que como profesor no discuto que un alumno se ponga en huelga si cree que tiene que protestar contra el sistema educativo, no creo que mi voluntad reivindicativa tenga que ser cuestionada. No es menos legítima mi protesta .

—¿Cree que se está tratando de usar esta circunstancia para desprestigiarle?

—No sólo esa. Pero sí. Está ocurriendo. Y mire, los usuarios tenemos más derecho que nadie a protestar, porque somos los que más sufrimos los recortes. Los profesionales, que son quienes están sosteniendo el sistema y gracias a ellos sigue existiendo, por supuesto que los han notado. Pero en definitiva es en el último eslabón de la cadena del sistema sanitario donde tienen más incidencia.

—Desde el PSOE también han destacado su «independentismo» malagueño para tildar de «politizada» la marcha que convoca. (Andrades ha sido candidato del partido político Málaga Por Sí, que defiende que esta provincia se constituya en autonomía uniprovincial) .

—A eso me refería. El PSOE, con todo lo que tiene que tapar por su ineficacia durante tantos años, ha tratado desde el primer momento de intentar buscar mi desprestigio profesional basándose en mi trayectoria como activista. De distraer y sacar su particular máquina del fango. Pero la jugada no le ha salido. El hecho de que yo sea el único convocante de la marcha, con mi nombre y apellidos, demuestra que se trata de una acción no politizada.

—Sólo Podemos ha manifestado su apoyo por el momento.

—También algunos dirigentes del PP. Y si los extremos están de acuerdo en que hay que apoyar es que en algo estaremos acertando. Pero yo no quiero ni banderas ni enseñas en la marcha. Por supuesto todos están invitados a sumarse de manera personal, pero no colectiva. Efectivamente conmigo no se ha puesto en contacto nadie. Mi pretensión es que la del 27 sea una protesta ciudadana por una sanidad digna.

—¿Cuáles son sus principales reivindicaciones?

—En Málaga tenemos la peor ratio de camas de la sanidad andaluza;es la provincia de España con la lista de espera más elevada para intervenciones quirúrgicas, la que menos enfermeros tiene. Se ha despedido a más de 1.000 desde 2010. Es necesario demandar un tercer hospital, que se rehabilite el Marítimo de Torremolinos, termine de una vez de ampliarse el Costa del Sol de Marbella y se abra el de Ronda.Razones no faltan.

—Desde los colegios profesionales, al menos por ahora tampoco ha logrado un respaldo manifiesto. Ni de los sindicatos.

—Me he dado cuenta de que los profesionales sanitarios son bastante conservadores. Pero también es lógico, porque han de tener mucho miedo a las represalias. Por eso no es malo que la marcha la convoque un paciente. En cualquier caso ya me he puesto en contacto con los colegios para explicarles los motivos de la protesta.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios