Urgencias del Hospital Materno Infantil
Urgencias del Hospital Materno Infantil - ABC
MALOS TRATOS

A prisión por provocar a su hijastro de seis años graves quemaduras

Fue derivado al Hospital Materno de Málaga por la gravedad de las heridas, donde se activó el protocolo por posibles malos tratos

FUENGIROLAActualizado:

EL Juzgado de Instrucción 6 de Málaga, en funciones de Guardia, ordenó el miércoles el ingreso en prisión de un hombre por las presuntas quemaduras provocadas al hijo de su pareja en el municipio de Fuengirola. El detenido está investigado por la comisión de un presunto delito de malos tratos. También está investigada por los mismo hechos la madre del menor de seis años, aunque esta no fue detenida y el Juzgado ha mantiene su situación de libertad provisional. Los hechos sucedieron el pasado fin de semana, cuando el padre se acercó a un centro de salud con el chico a causa de unas quemaduras. Ante la gravedad de las heridas se les derivó al Hospital Materno Infantil de Málaga, donde entró por Urgencias y se dio la voz alarma.

Tras evaluar las lesiones, fueron los pediatras los que activaron el protocolo para casos sospechosos de malos tratos infantiles. Se comunicó al juzgado de guardia y a la Policía Nacional las sospechas y la Unidad de Familia y Atención a la Mujer (UFAM) abrió una investigación que acabó con el arresto de la pareja de la madre del niño al detectar que las quemaduras podrían ser provocadas por agua hirviendo.

El Juzgado sigue llevando a cabo las correspondientes diligencias para aclarar los hechos y se está a la espera de tomar declaración a testigos y de la recepción de un informe forense que detalle las causas de las quemaduras. Después, el Juzgado de Guardia enviará la causa a los juzgados de Fuengirola donde deberá continuar la instrucción del procedimiento.

No era la primera vez que la Policía investiga a esta pareja por lesiones sufridas por este mismo niño. Según relató SUR, en 2015 la comisaría de Fuengirola investigó al padrastro y a la madre al detectar que el crío presentaba quemaduras que, a simple vista, parecían haber sido causadas con un cigarrillo. Fue el colegio del menor el que dio la voz de alarma en aquella ocasión. Los agentes comprobaron que la vivienda donde residía no presentaba las condiciones adecuadas de salubridad e higiene. El menor quedó temporalmente a cargo de unos abuelos, pero la pareja volvió a hacerse cargo al no poder determinarse el origen de aquellas lesiones.