Andalucía - Málaga

Pone una queja a un gimnasio de Málaga utilizando el nombre de un cliente por miedo a represalias

El detenido había tenido problemas con el dueño del gimnasio antes de darse de baja y presentar la queja en la Oficina de Consumo

Un agente de seguros ha sido detenido en Málaga por utilizar los datos de un cliente suyo para presentar una queja contra un gimnasio en la Oficina de Consumo tras darse de baja como cliente del establecimiento y por miedo a represalias, según ha informado este jueves la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía.

El hombre, de 32 años y nacionalidad española, ha sido arrestado por incurrir en los delitos de falsedad documental y revelación de secreto al tomar la filiación de otra persona que figuraba en la base de datos de la compañía en la que trabaja y que no tenía relación con el centro deportivo.

La investigación policial mantiene que el inculpado tuvo problemas con el responsable del gimnasio antes de darse de baja y que posteriormente trató de efectuar reclamaciones anónimas sin éxito por la imposibilidad de presentarlas, indica en un comunicado la fuente.

Según las pesquisas, el agente de seguros falsificó la identidad en la queja por miedo a posibles represalias del entorno del gimnasio.

La investigación partió de una denuncia presentada por un ciudadano que recibió una carta certificada de la Delegación Territorial de Igualdad y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía en Málaga en relación a una reclamación contra un gimnasio del que el registrado nunca había sido cliente.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios