SALUD

Pablo Raéz sigue la lucha para conseguir un millón de donantes de médula

Marbella dobla el número de donaciones nacional con el apoyo de su joven vecino, enfermo de leucemia y a la espera de un trasplante

Pablo Ráez con voluntarios y donantes en Marbella / ABC
Pablo Ráez con voluntarios y donantes en Marbella / ABC

El reto de un millón de donantes de médula está más cerca. Pablo Ráez, el joven marbellí con leucemia, marcó como objetivo esa cifra cuando una punción le confirmó, por segunda vez, que tenía que volver a luchar a vida o muerte contra la enfermedad. El camino no fue fácil y la solución pasa por un donante, que de momento no llega. Para conseguir ese soplo de vida, Pablo comenzó el reto de un millón. Muchos quisieron donarle, pero el joven, enfermo y en ocasiones viendo que la vida se escapaba, renunciaba al personalismo e instaba a donar por solidaridad. «En cualquier momento cualquiera puede necesitar un trasplante y debe haber siempre un donante», relataba al salir del hospital Carlos Haya de Málaga.

Por todo ello, la lucha continúa. No sólo la suya, sino también la de todos los enfermos de leucemia. Razones por las que Pablo, repuesto de una «guerra mundial» –como el mismo reconoce–, sigue apoyando todas las iniciativas para conseguir médula para aquellos que la necesitan. El reto un millón sigue adelante (#retounmillón) y el pasado martes contó con la presencia del propio Pablo Ráez en su ciudad natal. Este deportista, que hiciera viral su petición a través de las redes sociales en las horas más cruentas de la enfermedad, estuvo colaborando en la campaña organizada en el Hospital Quirónsalud Marbella para conseguir nuevos donantes.

Una presencia que también sirvió para celebrar que con las médulas donadas en la jornada del 27 de septiembre ya se ha duplicado, sólo en Marbella, la media diaria de 120 nuevos donantes en España, según los datos ofrecidos por la Organización Nacional de Trasplantes (ONT). «Hacerte donante es gratis, satisfactorio, indoloro y bondadoso. De ahí que sea tan importante concienciar a todo el mundo de la importancia de donar», señalaba Pablo Ráez en uno de sus últimos mensajes en las redes sociales.

La última campaña en la que ha participado Pablo Ráez es una de las que se llevan a cabo en su ciudad natal. Tras recibir el alta hospitalaria y encarar la siguiente fase de la lucha contra la enfermedad, en la que debe preparase para el trasplante, Pablo no decae en el esfuerzo de conseguir la soñada cifra. Hasta el momento, la cifra actual es de 230.000 donantes, por lo que queda mucho camino por recorrer. Unas cifras que están batiendo récords y que el propio Pablo Ráez quiere que se traduzcan en trasplantes. Para ello, en su última publicación avanzaba como fue su primer trasplante. Una intervención que entró dentro de las 54.000 que se hicieron de esta complicada operación en el pasado año en el mundo.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios