GASTRONOMÍA

Una nueva dimensión para las estrellas malagueñas del fogón

Los restaurantes más prestigiosos de la Costa del Sol toman una nueva vida tras los reconocimientos y amplían sus horizontes

Dani García en Bibo Madrid / ABC
Dani García en Bibo Madrid / ABC

La cocina malagueña está adquiriendo una mayor dimensión. Sus grandes exponentes son solicitados para extender los conceptos culinarios que les han hecho célebres desde el litoral andaluz. Las estrellas Michelín, al menos en el caso de las recaídas en Málaga, parecen traer consigo un sinfín de proyectos para que los responsables gastronómicos de estos establecimientos adquieran una mayor dimensión. En este momento, cinco de las siete cocinas con el codiciado galardón «gourmet» están en plena expansión de horizontes. Desde salidas al exterior para mostrar lo mejor de la gastronomía andaluza a nuevas aperturas de restaurantes, pasando por alguna ampliación de los establecimientos para ahondar en la calidad de lo servido a los comensales.

El que más movimiento tiene es Dani García. El cocinero de Marbella, que tiene dos estrellas Michelín en su haber, no ha parado desde la última gala de la guía. La pasada edición de «A 4 manos» reunió a 71 estrellas de todo el mundo en su establecimiento. Un hito que no le dejó asentarse y con el que siguió ahondando en su ganas de seguir creciendo. Fruto de esto, preparó la apertura de Bibo Madrid con esmero –inauguró el 23 de agosto– en el Paseo de la Castellana y apuntó, tras la apertura, a una próxima aventura en Dubai con la misma marca. Va cumpliendo pasos. Bibo es su forma de democratizar la alta cocina. La que no brilla con estrellas, pero derrocha rentabilidad en la caja registradora. Aquel concepto que quiso desarrollar en Nueva York y no le dejaron.

Una visión con la que se ha lanzado a conquistar el mundo, pero sin dejar mirar a Dani García Restaurante, donde su obra alcanza la mayor dimensión y por el que se ha convertido en referente de la gastronomía mundial. Junto a este restaurante nació el concepto Bibo que ahora tanto impresiona. Un lugar en la plaza del hotel Puente Romano que se ha convertido en un espacio mágico. El encanto hizo que no dudara en lanzarse a crear El patio de Dani García cuando se lo pidieron. Una terraza de verano, con un menú diseñado por el cocinero y con espectáculo en vivo para amenizar las noches de la Milla de Oro de Marbella.

Las nuevas aperturas son la apuesta más habitual. José Carlos García, al que no paran de salirle eventos especiales para mostrar lo mejor de la cocina andaluza, apostó por una terraza de verano con vistas al Puerto de Málaga. Un lugar privilegiado donde la mañana marida un buen desayuno junto al mar en plena ciudad. Deviú es donde el chef quiere detener el paso del tiempo. Una terraza junto al restaurante que lleva su nombre y que alberga una estrella Michelín. El sitio donde mezcla un ambiente que mezcla a Dalí o Buñuel con la creatividad en los aperitivos.

Una aventura que sigue los pasos también de Diego Gallegos cuando abrió en el Mercado de La Merced de Málaga «Arequipa». «Mi madre es peruana. Es una forma de dar un homenaje a ella y a su tierra», sostiene el cocinero como síntesis del concepto culinario. «El chef del caviar» tiene su asentamiento laureado por Michelín en Restaurante Sollo de Fuengirola. Es un alma inquieta de los fogones. Brasileño afincado en Málaga, su cocina se basa en el pescado de río, para lo cual ha llegado a crear su propia piscifactoría en los entornos de Sollo. Un proyecto con el que pretende tener siempre pescados de calidad para su cocina, ya que como apunta «en los ríos españoles la contaminación hace que no se pueda adquirir pescado salvaje». Este verano ha dado de comer a celebridades como Alessandra Ambrosio y Eva Longoria.

Las raíces son la base de la inspiración. Tal vez por eso Mauricio Giovanini aceptara ser profeta en su tierra. Desde Messina ha conseguido, tras años de esfuerzo, la estrella Michelín. Ahora el cocinero argentino, afincado en Marbella, ha sido nombrado embajador de la marca del país de Argentina. Una distinción que le expone como uno de los referentes de éxito y conducta intachable del país suramericano. Pero también le ha servido para ampliar horizontes. Messina ha entrado dentro de la oferta gastronómica de Amàre, uno de los hoteles de la cadena El Fuerte, que se encuentra a escasos metros del restaurante y con el que mediante un acuerdo posibilita la llegada de los clientes de hotel a las laureadas mesas.

Otros, sin embargo, se hacen profetas en otros recónditos lugares del mundo. Es el caso de Restaurante Skina, que tiene el honor de ser el más pequeño del mundo que goza con una estrella Michelín. Desde un pequeño rincón de calle Aduar en Marbella se va a convertir en el embajador de la cocina andaluza en Hong-Kong. Una oferta mareante de Birdkingdom Group, una de las grandes cadenas hoteleras de la zona, ha hecho que el cocinero Jaume Puigdengolas vaya a hacer las maletas y se marche a tierras chinas durante una quincena. La idea es llevar una muestra de la más alta cocina andaluza. «Nos han pedido dos cosas. Por un lado un menú con productos de nuestra tierra y de temporada. Por otro lado, que diseñemos una serie de pinchos con productos de Andalucía para una zona de tapas», explica Marcos Granda, gerente de Skina.

 

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios