MÚSICA

Niña Pastori consigue su cuarto Grammy Latino

La gaditana fue la única de los andaluces nominados en Las Vegas que se hizo con uno de los gramófonos de oro

Niña Pastori posa con su Grammy Latino
Niña Pastori posa con su Grammy Latino - REUTERS

Niña Pastori fue la única andaluza que obtuvo premio en la noche de Las Vegas. Pese a que eran siete las nominaciones de la región a los Grammy Latino, sólo la gaditana con «Ámame cómo soy» se alzó a lo más alto. Es la cuarta vez que se lleva un gramófono a casa y esta vez compitió por el galardón con algunos de los más grandes del flamenco, como Remedios Amaya o José Mercé. El disco es un ejemplo de fusión de las raíces flamencas con algunos de los nombres más representativos de la música hispana, como Juan Luis Guerra o Pancho Céspedes. Es una apuesta que le sirvió a Niña Pastori para ser la mejor flamenca del año. En la carrera quedaron tembién María Toledo y el «Directo en el Círculo Flamenco de Madrid» de los andaluces Antonio Reyes y Diego del Morao.

La cantante gaditana fue la encargada de abrir la «premier» de los Grammy Latino y minutos después recogía el competido premio al Mejor Álbum de Música Flamenca. «Me voy a emborrachar. Eso está más claro que el agua», aseguraba Niña Pastori en el directo de La Academia Latina de la Grabación, cuando se le preguntaba por la competencia y por la celebración del premio que ya tenía en su poder. Una distinción que llegó antes de que comenzara la gala televisada, al igual que la de Alejandro Sanz. El cantante madrileño, pero muy vinculado a Andalucía, se llevó el galardón al Mejor Video Musical en Versión Larga con «Sirope Vivo».

Niña Pastori, durante un momento de la gala
Niña Pastori, durante un momento de la gala- G3ONLINE

El primer revés para los andaluces también llegó antes de que las cámaras desplegaran el espectáculo. Adrián Martín se quedó sin la añorada distinción al Mejor Álbum Vocal Pop Tradicional, pese a cautivar en la alfombra roja con unas pinceladas de «Qué bonito», la canción que le lanzó a través de internet y que le dio a conocer al mundo de forma masiva. «El sueño continua y otra vez será», señalaba Adrián Martín en las redes sociales después de conocer el fallo del jurado.

El gramófono fue a recaer sobre Juan Gabriel, que a título póstumo ganaría el primer Grammy Latino de su carrera. Un galardón que no estuvo exento de polémica en la entrega, ya que el grupo Dvicio, durante la presentación, aseguró tras mencionar al «Divo de Juárez»: «No está. La academia se encargará de hacérselo llegar», obviando la muerte de una de las grandes leyendas de la música latinoamericana, que se alzaría con un segundo premio cuando «Los dúo 2» fue designado también el de Mejor Álbum del Año.

Tampoco fue el día de Pablo López, que estaba nominado al Mejor Álbum Vocal Pop Contemporáneo. El malagueño, que abrió la gala televisada con una actuación junto a Juanes, se quedó sin premio en una categoría en la que también competía Pablo Alborán y que se llevaron Jesse&Joy con «Un besito más». Tampoco volvió a ser la noche de Pablo Alborán. En esta ocasión se presentó en Las Vegas con tres nominaciones: Mejor Grabación –para la bicicleta de Carlos Vives y Shakira–, Álbum del Año y Mejor Álbum Vocal Pop Contemporáneo. Ninguna de las tres acabó rindiendo los frutos deseados para el malagueño, que sigue acumulando nominaciones, año tras año, sin que el gramófono viaje hasta Málaga por el momento. En la previa agradeció el apoyo, consciente de la dificultad y remató: «¡Qué pase lo que tenga que pasar! Viva la música y vivan las raíces». Unas palabras que llegaron antes de que Marc Anthony fuera homenajeado como cantante del año, dejara un dúo junto a Jennifer López y ambos sellaran la noche con un beso que ya está dando la vuelta al mundo.

Carlos Vives se llevó dos de los premios más cotizados de la noche, los de mejor grabación y mejor canción
Carlos Vives se llevó dos de los premios más cotizados de la noche, los de mejor grabación y mejor canción- EFE
Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios