SALUD

Ya hay una médula para Pablo Ráez, el joven andaluz con leucemia que conquistó las redes sociales

La donante para el joven de Marbella es una mujer de Estados Unidos con una compatibilidad del 80 por ciento

El joven Pablo Ráez, en una imagen difundida en sus redes sociales
El joven Pablo Ráez, en una imagen difundida en sus redes sociales - ABC

Grandes noticias para Pablo Raéz, que ya tiene donante. El joven deportista de Marbella, que hizo viral su leucemia retando a llegar al millón de donaciones en España, recibió la noticia que tanto esperaba esta mañana de lunes. Pablo tendrá finalmente una médula, aunque la alegría no es plena ante el peligroso proceso que le espera. «Estaba rodeado de fuego y ahora para salir se le abre un foso lleno de leones». Con esa cruda metáfora, sin dejar de mostrar su alegría, resumía Francisco Ráez –padre de Pablo– el camino que ahora le queda al joven por delante para acabar con su particular calvario.

La comunicación ha sido tomada con cautela y respeto por la familia. «Por un lado es una buena noticia, pero es muy peligroso. Tengo un 60 por ciento de posibilidades de morir en la intervención», remarcó Pablo desde el Hospital de Día del Carlos Haya de Málaga, donde se somete a un tratamiento con agentes hipometilantes para eliminar el 9 por ciento de leucemia que aún queda en su cuerpo. Un paso necesario antes de ser trasplantado. «Esta semana voy a seguir adelante con el tratamiento, pero en cuanto esté la médula me someteré a una quimio agresiva para arrasar con todo», explicó Pablo, quien añadía firme: «En cuanto esté la médula voy a someterme al trasplante».

Según los cálculos hechos por el equipo del hospital y trasladados a la familia, la médula puede tardar en estar disponible unas cinco semanas. Por los datos que se han facilitado a Pablo, sobre la persona que puede ser su salvadora, se conoce que es una mujer de Estados Unidos y que la compatibilidad con el joven enfermo es del 80 por ciento. «Ahora mismo es difícil de asimilar todo porque me puedo morir», concluyó Pablo Ráez, quien relató en un comunicado en las redes sociales al conocer la noticia: «Cuando digo que no temo a la muerte es cierto, pero si le temo al sufrimiento que no depende de mí. Será lo que tenga que ser. Sólo queda luchar, sólo queda estar siempre fuerte».

Por último, el joven de Marbella quiso agradecer el apoyo de todos los que han seguido su enfermedad y animó a seguir con las donaciones, ahora que todo puede resolverse para él. «Tenemos que conseguir que este país siga aumentando sus donantes. Hay que seguir donando, porque no donáis por mí, donáis por vosotros, por un mundo más solidario, por vuestros hijos, amigos...», señalaba Pablo Raéz antes de dejar claro que sólo tiene ganas «de vivir y ser feliz».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios