Yates atracados en Puerto Banús, el principal centro del lujo marbellí
Yates atracados en Puerto Banús, el principal centro del lujo marbellí - J. J. M
TURISMO

Marbella toma posiciones en el turismo de lujo frente a Barcelona

Matthew Upchurch, el mayor agente de viajes del mundo, desgrana las posibilidades de la ciudad de la Costa del Sol para ser la referencia en la industria del lujo nacional

MARBELLAActualizado:

Marbella puede ser el líder nacional de la industria turística de lujo, pero necesita una serie de ajustes. Los datos de Luxury Spain sitúan a la ciudad, desde hace años, como la segunda ciudad española en facturación de bienes y servicios de alta gama. Sólo Barcelona supera a la «joya» de la Costa del Sol. Los principales agentes de viajes del mundo creen que, con las medidas adecuadas, Marbella puede ser la referencia y ocupar ese primer puesto. «Está claro que ahora nos preocupa Barcelona, pero la ciudad ya tenía un problema de masificación del turismo», señala Matthew Upchurch, consejero delegado de Virtuoso, la mayor red de agencias de viajes del mundo con una facturación de 21,2 billones de euros, que remarca que, por el contrario, «Marbella está creciendo fuera de Europa».

El principal hándicap de la ciudad andaluza, según este empresario, que tiene en exclusiva la venta de viajes al espacio para pasajeros con Virgin Galactic, es que necesita una apertura a un mercado que no sea el europeo. «Marbella tiene esa segunda posición porquees el Palm Beach europeo. No hay mucha gente de fuera de Europa», apunta Upchurch, que asegura que los hoteles, como Marbella Club, que operan a través de la red que dirige, llegan a tener hasta un 18 por ciento de cliente americano y eso le da mayores réditos.

Los números mejorarían, según los 200 agentes de viajes reunidos en Marbella hasta este martes, con un enlace todo el año con Estados Unidos. Ahora, sólo hay un vuelo directo operado por Delta Airlines entre Nueva York y Málaga desde mayo a octubre. «Esa conexión con el mercado americano todo el año nos daría una clientela fija americana. El incremento sería brutal», señala Carlos Quereda, que es uno de los agentes de Virtuoso y el representante de Marbella Club y Puente Romano en Estados Unidos. Este vuelo sería, según Upchurch, una inyección importante de turistas fuera del verano. «Desde aquí se puede ir a Ronda, Granada, Tánger... Nuestro cliente no viene al mar, ya tienen México o Australia para las playas. Buscan la cultura andaluza y su gastronomía», concluye Upchurch, quien asegura que ellos traen visitantes que «quieren conocer Andalucía» y que Marbella es «la base perfecta para eso».

Por esta razón, piden mayor apoyo institucional para «ser el portal de entrada a una región cultural». «No nos interesa ese lujo que es un flash que se desvanece. Queremos algo más sofisticado. Uno de nuestros agentes ha cerrado una villa en Marbella Club para dos meses a 25.000 euros la noche», remarca el consejero de Virtuoso, que pone en valor el destino para un turista familiar. «Sería bueno para la zona. Llega gracias a las villas de los hoteles. Tenemos un montón de familias. Es un destino que les encanta. Tienen la privacidad y los servicios de un gran hotel de lujo. Vienen una semana y es la base para desplazarse a otros lugares», remarca Upchurch.

Virtuoso también prescribe Marbella como un destino para acabar las vacaciones, como fue el caso de Tiffany Trump y Ross Mechanic, que tras un tour por varias ciudades europeas acabaron relajándose unos días en Puente Romano, otro de los hoteles asociados. «Aporta equilibrio a las vacaciones. Puedes hacer Barcelona, Madrid, Sevilla y acabar cuatro noches en Marbella relajándote y jugando al golf», explica Matthew Upchurch, quien señala que la ciudad debe aprovechar que ahora existe una generación que tiene más tiempo y dinero para viajar por el mundo y la salida de 150 millones de turistas chinos prevista hasta 2035. «Es un lugar ideal para descansar. Lady Gaga vino dos noches, porque no podía salir de su hotel en Barcelona, y acabó quedándose seis en Marbella Club», remarca Carlos Quereda.