José Luis vendió el bolso con los décimos que se había dejado el lotero de la administración de al lado
José Luis vendió el bolso con los décimos que se había dejado el lotero de la administración de al lado - FRANCIS SILVA
HALLAZGO

El lotero de Málaga que olvidó 50 décimos del Niño premiados en un bolso que devolvió

«Se me apareció la virgen», pensó cuando supo que el ciudadano que compró el bolso entregó a la Policía los boletos

MÁLAGAActualizado:

Paseaba la semana pasada por la céntrica calle de Atarazanas en Málaga cuando se detuvo a mirar un quiosco de bolsos. Y le gustó especialmente uno, de bandolera, de marca Matties. Se lo llevó, y rebajado. De un precio inicial de 61 euros se le quedaba en 50. Lo que menos podía esperar es que al llegar a casa y abrirlo se topara con que además de haber sido agraciado con los nueve euros de descuento en su interior había cien décimos de la lotería del Niño. 50 de ellos premiados con la devolución. En total, 1.000 euros que podría haber recibido en cualquier administración.

¿Qué hacer? Este ciudadano malagueño no se lo pensó dos veces y acudió a la Policía para advertir del hallazgo. Pero, ¿de quién serían? El sábado, un inspector se presentó en el quiosco que regenta en dicha calle José Luis Martín para tratar de desentrañar el asunto.

Al principio el vendedor, según relata a ABC, creía que estaba siendo víctima de una broma cuando el policía le pidió la documentación. Hasta que cuando le amenazó con llevarle a la Comisaría se dio cuenta de que algo grave estaba pasando. «En todo el tiempo que llevo aquí nunca me había ocurrido nada parecido», asegura.

Le costó rebobinar para acordarse de qué bolso podría tratarse ése por el que con tanto ahínco le requería el agente. «Estuvimos una hora repasando catálogos, mirando la procedencia de la mercancía que vendo, hasta que me acordé de que el lotero de al lado, varios meses antes, me había pedido cinco o seis bolsos para probarlos que luego me devolvió».

Efectivamente, al telefonear a Juan, uno de los encargados de la administración Jesús Cautivo, éste le contó que había perdido nada menos que 100 décimos del Niño antes de Navidad. Eran boletos que tenía reservados para el dueño de un bar que siempre le encarga lotería.

«No tengo palabras para describir la honradez de este señor. Quiero darles las gracias»

Desde que se percató de la pérdida había puesto su casa patas arriba en su búsqueda. «No denuncié porque estaba convencido de que tenían que estar en mi casa o en el coche», asevera a este periódico. Asegura que, para evitar problemas, incluso llegó a pagar de su bolsillo los 2.000 euros de la lotería extraviada.

Pero la llamada del tendero el pasado sábado le hizo caer en la cuenta y resolver el misterio. «En ese momento se me apareció la virgen». En octubre le había pedido a José Luis unos bolsos para comprobar si le venían bien de tamaño para para repartir los décimos que había quedado en llevar a varios sitios. No le terminó de convencer ninguno y se los devolvió. Nunca pensó que la lotería podría estar allí dentro. El mismo sábado acudió a la Comisaría de Málaga y los recibió de vuelta. «No tengo palabras para describir la honradez de este señor», afirma. Juan quiere intentar ponerse en contacto con él para agradecérselo «y tener algún detalle». Será un premio a la honestidad.