Carlos Fernández, el exconcejal de Marbella fugado en 2006 tras estallar Malaya
Carlos Fernández, el exconcejal de Marbella fugado en 2006 tras estallar Malaya - EFE
MALAYA

La Justicia argentina acuerda extraditar al exconcejal fugado de Malaya

Carlos Fernández tiene la posibilidad de recurrir la decisión en la Corte Suprema y podrá salir de la cárcel con el pago de una finanza equivalente a 14.000 euros

MARBELLAActualizado:

Carlos Fernández, el exconcejal de Marbella fugado en 2006 tras estallar Malaya, deberá ser extraditado. Así lo ha resuelto el juez federal Leopoldo Rago Gallo. La decisión del tribunal es traer a Fernández a España para que responda por la causa abierta en la Audiencia Nacional por «Saqueo 2». El juez entiende que el delito de fraude a la administración pública está vigente para la ley argentina. El fiscal federal, Francisco Maldonado, ya resolvió este asunto en el mismo sentido, pidiendo al juzgado que devolviera a Carlos Fernández a su país de origen para ser juzgado.

Por este proceso –el único que el fiscal consideró no prescrito– hay un escrito provisional del Ministerio Público solicitando nueve años de prisión y más de 7,8 millones de euros de responsabilidad civil. Por otro lado, el juez decidió dejar en libertad al exconcejal de Marbella. Para ello, tendrá que tramitar su excarcelación para lo que hay impuesta una fianza de 300.000 pesos –unos 14.100 euros–.

Ante la decisión cabe recurso. La defensa en Argentina llevada por el abogado Fernando Ramhé apelará la decisión del tribunal –según informaba El Tiempo de San Juan– a la Corte Suprema de Justicia. De hecho, los recursos y las estrategias ante un posible revés de este tipo llevan meses preparados, como reconoció Antonio Fernández, hermano y abogado de Carlos Fernández, en una entrevista a ABC poco después de ser detenido por las autoridades de Argentina el pasado 15 de septiembre.

A Fernández se le requiere desde España por seis causas. Sin embargo, para la Justicia de Argentina cinco de las remitidas por el Consejo de Ministros español están prescritas. Se trata de tres de juzgados de instrucción de Marbella, entre las que se encuentra la petición por el caso Malaya, en el que a Fernández se le achacaba inicialmente un delito de cohecho por, supuestamente, recibir sobornos de Juan Antonio Roca.

En la vista acogida por el Juzgado Federal 2 de San Juan se acordó que sólo se puede extraditar por la petición la Sección Tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional sobre «Saqueo 2», que lo investiga por la presunta comisión de delitos de malversación de caudales públicos y falsedad en documento mercantil durante los gobiernos del Grupo Independiente Liberal (GIL) en Marbella.