Armamento incautado por la Guardia Civil en la operación / ABC
Armamento incautado por la Guardia Civil en la operación / ABC
MAFIA RUSA

El inesperado arsenal de la mafia rusa en Marbella

La Guardia Civil incautó por sorpresa armas largas de alto calibre en los registros a domicilios de la operación «Oligarkh»

MARBELLAActualizado:

No se lo esperaban. Se buscaba a la rama de mafiosos rusos de las organizaciones Solntsevskaya e Izmailovskaya dedicados a lavar el dinero en la Costa del Sol. Capitales que procedían, sobre todo del tráfico de personas y droga, en otras partes del mundo. No en Marbella, donde se desarrolló la operación «Oligarkh» y se produjeron 18 registros encaminados a esclarecer el posible blanqueo de 30 millones de euros. Sin embargo, los Servicios de Información de la Guardia Civil se llevaron una ingrata sorpresa durante las exploraciones a los domicilios de los 11 detenidos en Marbella. En las viviendas apareció un inesperado arsenal.

Era algo con lo que lo que no se contaba y que la Benemérita investiga tras el hallazgo. «No era un perfil de mafioso que, a priori, tuviera este tipo de armas», señalan fuentes de la investigación, que explican que los arrestados, todos de origen ruso, tenían un perfil de guante blanco. En el caso de Alexander Grinberg, presidente del Marbella Fútbol Club, incluso una reseñada vida pública como magnate, que según la Guardia Civil usó para acercarse a políticos y empresarios para que le facilitaran sus actividades.

Pero la Guardia Civil decomisó varios fusiles de asalto y subfusiles de diferentes modelos y calibres. Las imágenes de los registros presentan un potente arsenal con armas de guerra, bayonetas y hasta un «peco» –prenda usada por los soldados para almacenar cargadores mientras patrullan o están de misión–. «No sabemos lo que es, ni la procedencia de este armamento», afirman las mismas fuentes, que aseguran que, por el momento, no se está investigando nada relacionado con el tráfico de armas y que habrá que esperar al análisis de las piezas incautadas para esclarecer las razones por las que estaban en estos domicilios. En los registros también se decomisaron algunas pistolas que están siendo analizadas por los expertos para saber si se usaron en la comisión de algún delito.

No fue lo único confiscado. El inventario sacado de las mansiones, negocios y yates responde a una vida de lujo con joyas de gran valor, coches de alta gama con marcas como Ferrari o Bentley, además de los esperados documentos, ordenadores, teléfonos móviles y cuantiosas cantidades de dinero en efectivo. Este sí era el perfil del grupo que comandaba Arnold Tamm, el mayor capo ruso que jamás se ha detenido en España, y que está vinculado a Semion Mogilevich, buscado por el FBI desde 2009 por defraudar más de 150 millones de dólares y uno de los líderes mundiales de este sindicato criminal.

No se iba a detener a un grupo peligroso con potentes armas de guerra, sino unos criminales que compraban empresas en quiebra, como Aguas Sierra de Mijas, el Marbella F.C. o el Club de Golf Dama de Noche, para reflotarlos con ingentes ingresos con capital ilícito. En una de las razones por la que está también detenidos el vicepresidente del Marbella F.C., German Pastushenko, el máximo accionista de la empresa de aguas, Oleg Kuztnesov, el supervisor de la inversión Sergey Dozhdev o el gerente de la embotelladora Vladimir Dzreev. A todos se les imputan los delitos de pertenencia organización criminal, blanqueo de capitales y contra la hacienda pública.

Ayer los investigados como testaferros, contables o dirigentes en acciones logísticas de la organización declararon ante el Juzgado de Instrucción 1 de Marbella. Los 11 detenidos está previsto que lo hagan entre este jueves y el viernes. «Los rusos no suelen decir nada. Sus abogados les aconsejan que no hablen. Este tipo de detenidos no son de los que hablan», señalan fuentes de la investigación.