EDUCACIÓN

Incertidumbre en la vuelta al instituto en Málaga

Las AMPA se quejan de la falta de plazas para sus hijos y de la lentitud con la que se ejecutan nuevas construcciones de centros en la provincia

Petición de un nuevo colegio el año pasado en el Indira Gandhi de Mijas / J.J.M.
Petición de un nuevo colegio el año pasado en el Indira Gandhi de Mijas / J.J.M.

Con el inicio del curso de Secundaria vuelve el eterno problema: la falta de plazas de instituto en los lugares que más expandieron su población antes de la crisis. Las zonas urbanas que más crecimiento demográfico tuvieron en los años del «boom» del ladrillo pasan ahora de tener problemas de aforo escolar a falta de aulas de instituto. El temor entre algunos padres es que sus hijos, hacinados durante años en colegios de caracolas, ahora no tengan un pupitre de calidad en un centro de Secundaria cercano al hogar. En Mijas ese es uno de los problemas que están surgiendo. Los niños del Indira Gandhi –prefabricado– llevan siete años en barracones de lata, aunque se está construyendo el nuevo colegio. El temor de los padres en la actualidad es que los niños no tengan un instituto donde ir cuando acaben la Primaria por falta de centros en la zona. El AMPA teme que los niños que salgan, después de años en clases de lata, vuelvan a ser incorporados en caracolas en la etapa educativa superior dentro de los centros existentes en el municipio, ya que no hay un instituto actualmente que pueda cobijarlos.

Recelos que durante años han sido compartidos por los padres de otras partes de la provincia, pero que ahora asolan Mijas. Por esto, han comenzado a seguir los pasos que otras zonas urbanas de gran expansión llevaron a cabo en tiempos anteriores. En Mijas ya han empezado las medidas de petición a la Junta de Andalucía de un nuevo centro y los partidos políticos incluso han entrado en la batalla. El 28 de septiembre es el día que Esperanza Oña ha dado a los padres para presentar una Proposición No de Ley en el Parlamento de Andalucía. El documento pedirá la creación de otro centro en la barriada de Las Lagunas. El nuevo instituto deberá acoger de forma inmediata a los estudiantes que salgan del colegio María Zambrano y Las Cañadas. A medio plazo también llegarían los niños del Indira Gandhi, aunque la incorporación de estos no sería el año que viene.

Por otro lado, la barriada de Teatinos en la capital sigue con la demanda histórica de plazas. La Consejería de Educación adjudicó las obras de un nuevo instituto en la zona este verano, pero no es suficiente. La lucha que comenzó hace años pidiendo un solo centro requiere ya de tres institutos para acoger toda la demanda de la barriada malagueña. «Nos han prometido que el segundo centro entrará en los presupuestos de 2017 y que para un tercero ya nos avisarían», señala Mar Villanueva, presidenta de la plataforma Prometo Teatinos, un grupo de padres que lleva años demandando un lugar para que sus hijos puedan cursar los estudios obligatorios de Secundaria. «Todo va más lento de lo que nos gustaría, pero al menos va», sentencia Villanueva.

En una posición de posible solución están otros dos lugares de Málaga con demandas históricas. En Rincón de la Victoria, donde también llevan años pidiendo un centro de Secundaría, la solución está más cerca. La Junta de Andalucía adjudicó, en las mismas fechas que el primer centro de Teatinos, las obras del nuevo instituto. Un llugar que no estará listo para este año, pero ante el que hay la esperanza de que no se demore demasiado en el tiempo. En la misma posición están las solicitudes de Marbella, donde desde la delegación de Cultura y Enseñanza del Ayuntamiento de Marbella, se ha anunciado a las AMPA implicadas que este año se va a construir el instituto que se venía demandando en la barriada de San Pedro de Alcántara.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios