ENCUENTROS DE ABC

Ignacio Camacho: «No hay populismo sin mentiras»

Los Encuentros de ABC volvieron a Málaga con una disección de Ignacio Camacho sobre «el momento populista»

Ignacio Camacho y Fernando del Valle durante la conferencia
Ignacio Camacho y Fernando del Valle durante la conferencia

El populismo se expuso a debate en Málaga. Ignacio Camacho desgranó «el momento populista» bajo la óptica de «la política fácil». Una alternativa al sistema que se construye, según el columnista de ABC, basándose en falsedades. «No hay populismos sin mentiras, sin bulos y sin mentiras que se propaguen por internet», aseguró Camacho, quien aportó ejemplos, como la afirmación de que en España hay más de 90.000 políticos o las mentiras reconocidas en la campaña por el Brexit de los eurófobos. «Una gran mentira es que los problemas tienen soluciones fáciles, de barra de bar y que el sistema no las da porque no quiere», argumentó Ignacio Camacho, quien explicó que no basta con mentir para hacerse con el poder a través del populismo.

El otro gran vector donde se asienta esta forma fácil de hacer política es «la creación de un enemigo». «Un chivo expiatorio basado en soluciones fáciles a problemas complejos y diagnósticos falsos con un relato exagerado de la situación», remarcó Camacho, poniendo como ejemplo no pagar la deuda, subir impuestos siempre a los ricos o el «esto lo arreglo yo en dos patadas», tras lo que recordó que el primer «proyecto piloto» del populismo fue Jesús Gil en Marbella basado en la televisión, en la Telecinco de Berlusconi, que luego llegó a «una cleptocracia».

«El enemigo produce cohesión y la creación del enemigo deja al sujeto político como víctima», explicó Camacho, quien relató «chivos expiatorios» como la casta, las élites extractivas, los inmigrantes, los ricos, los bancos o las eléctricas, los alemanes o la Unión Europea. «No es no, ¿recuerdan? La negación es más fácil porque implica menos responsabilidad y agrupa a más gente», señaló Camacho, quien añadió que en el populismo de izquierdas se añade además «la revancha y el odio». «La creación del enemigo implica odiarle. No se puede hacer de una forma pública, pero sí se puede hacer en las urnas», añadió el ponente, quien explicó que «Podemos es un voto de revancha». «Presume de ello porque es de izquierdas y siente superioridad moral. Tienen despenalizada la revancha, por eso el voto oculto beneficia en España al Partido Popular», remarcó Camacho.

El ponente desgranó los diferentes populismos. Desde Podemos a Donald Trump, pasando por América Latina o la cuenca del Mediterráneo, donde se centran los populismos de izquierdas. «En España por la herencia del Franquismos y el proyecto zapaterista. Podemos es la destilación de la sociedad indolora del zapaterismo», afirmó Camacho, quien aseguró que el 15-M surgió porque a la población se le «había acostumbrado a la idea de que el Estado se lo debe. Un nexo común con Grecia o Italia», matizó el columnista, antes de aseverar que la mentalidad calvinista no llegó al Mediterráneo. «En Europa se intentan pagar menos impuestos y aquí que se los cobren a otros», remarcó Ignacio Camacho.

Una conferencia que acabó con la incógnita del si «el momento populista» ha acabado o el fin está por llegar. Unos populismos que, según Ignacio Camacho, acabarán con la recuperación. «Una España de éxito frenará el populismo», señaló Camacho, quien aseguró que el miedo funcionó en junio con un reagrupamiento generacional y se frustró «el momento populista». Para ello instó a acabar con la corrupción porque «es la cerilla que incendia el sistema» con una «sociedad irritada que es el caldo de cultivo de estos populismos». «Es una ideología de crisis, oportunista y ventajista porque saca ventaja del colapso del sistema», concluía Ignacio Camacho.

Una disección que sirvió para la vuelta de los Encuentros de ABC a Málaga. Una apuesta por «la palabra, el pensamiento y la cultura». Unos encuentros por los que han pasado dos ministros como Luis de Guindos o Alfonso Alonso, Albert Rivera –antes de ser candidato a la presidencia del Gobierno–, empresarios como Javier Zapatero, presidente de Google en España y Portugal, columnistas como Paco Robles, José María Carrascal o el propio Ignacio Camacho, que en esta ocasión volvió a este auditorio. «Unos encuentros que tienen afán de continuidad», remarcó Fernando del Valle, director de la Edición de Andalucía de ABC, antes de la conclusión de esta vuelta del diario a encontrarse con la cultura «en el lamentable momento de tormenta perfecta por el que pasa el periodismo».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios