El médico Pepe Frías
El médico Pepe Frías - FOTO: ABC
CATALUÑA

En huelga de hambre contra la independencia de Cataluña

Pepe Frías es médico anestesista en el hospital de Ronda y estará 48 horas sin ingerir nada sólido y acampado en la puerta del Ayuntamiento rondeño

MÁLAGAActualizado:

El objetico es mandar un mensaje de amor y cordura. Instar a los catalanes a reconciliarse. Por esto, José Frías, médico anestesista del hospital de la Serranía de Ronda, ha decidido ponerse en huelga de hambre dos días, pero seguirá ingiriendo líquidos. «Tengo familia en Cataluña, unos son independentistas y otro no. Esto es una ruina y lo que tienen que hacer es sentarse a dialogar», explica Frías, que en su camiseta lanza un mensaje de amor y convivencia, remato con un «¡Basta ya de esta locura!». «Hay más cosas que nos unen de las que nos separan», señala este médico de 58 años, quien pide «hermandad y solidaridad».

La reivindicación comenzó este jueves a las 8.15 horas y seguirá las próximas 48 horas. «Es un ayuno de alimentos sólidos», explica José Frías, que señala que este tiempo estará acampado en la puerta del Ayuntamiento. «Voy a dormir en los pórtales cercanos, para resguardarme de la noche», apunta Frías, que señala que, durante la jornada que lleva en huelga, la gente se acerca para darle ánimos. «Todos me dicen que continúe, me dan la mano y me muestra su apoyo», afirma el médico, quien asegura que para ponerse en huelga tuvo que cerrarlo todo bien. «Avisé al director médico del hospital de lo que iba a hacer, también a la alcaldesa, que habló con la Policía Local. La Policía Nacional está también al tanto», añade Frías.

Todo nace de la indignación por las acciones del Gobierno catalán contra la unidad de España. «Estoy indignado. Lo que está pasando no puede ser. Llevaba tres meses pensando que debía hacer algo por los españoles, por la Constitución y por todos», recuerda Frías, que asegura que Carles Puigdemont «no puede saltarse la Constitución». «A mí me cogieron los últimos coletazos de Franco y, aunque no es lo mismo, no hemos aprendido nada», señala Frías, que se ha convertido en una de las atracciones de los visitantes de Ronda desde esta mañana.

La defensa de la Carta Magna española es lo que ha hecho que se asiente delante del Consistorio. «Es la casa del pueblo y se trata de defender la Constitución», apunta Frías, que reseña que algunas de las personas que le han visitado le han instado a que hiciera la huelga en lugares más turísticos, como El Tajo o el Parador Nacional. «No es el lugar. Esta reivindicación sólo podía hacerse delante de la casa del pueblo o en el Palacio de Justicio. Es para defender la ley y la convivencia», concluye el médico rondeño.