INUNDACIONES

Un gato muerto provoca una inundación en un club de alterne de Estepona

El animal se encontraba taponando una tubería cuando la tromba de agua a última hora de la madrugada anegó varias zonas de la localidad

Un gato muerto provoca una inundación en un club de alterne de Estepona

El temporal sigue dejando inundaciones en la Costa del Sol. En este caso le ha tocado a Estepona, donde un inesperado invitado a un club de alterne provocó que el establecimiento se empantanara a última hora de la madrugada. Sobre las 5.45 horas las lluvias se intensificaron sobre esta ciudad de la Costa del Sol. En uno de los clubes de la carretera hacia Marbella un gato muerto, que se obstruía una tubería, hizo que todo rebosara y que el local quedara anegado. El animal no permitía el desagüe de aguas y todo acabó en el citado incidente, que fue una de las salidas que registró el Consorcio de Bomberos en la ciudad durante la madrugada del miércoles al jueves.

La lluvia no cesó. Hasta las 7.00 horas los vecinos de la localidad recuerdan como la tromba de agua arreciaba sobre el municipio costero, donde durante la mañana la leve llovizna era sólo un rescoldo del temporal nocturno. No sólo el club de alterne tuvo que requerir la intervención de los profesionales para desaguar. En Bahía Dorada, unas de las zonas residenciales de la ciudad, los bomberos también tuvieron que taponar un importante brote del agua en un jardín, la pequeña fuga se encaminaba hacia el interior de la vivienda. Pese a lo aparatoso que pudiera resultar la masificación de agua, nada fue a mayores y los bomberos resolvieron la incidencia sin complicaciones.

Otro de los puntos de conflicto durante el período de mayor precipitación fue el desbordamiento de Arroyo Vaquero. Las actuaciones del Consorcio de Bomberos obligaron a cortar la carretera que lo cruza, para adecuar el paso. El mismo arroyo también causó estragos en Casares, donde el Ayuntamiento se vio obligado a cortar ciertas calles por la cantidad de agua.

Con la vuelta de las lluvias, tras un breve descanso a principio de semana. Otra de las ciudades del litoral se ha visto afectada, lo que recuerda a las inundaciones que sufrió Marbella el pasado viernes. Una tromba de agua anegó parte de la ciudad y convirtió algunas sus calles en arroyos y piscinas. La previsión es que siga lloviendo y en la provincia se pueden registrar hasta 30 litros por metro cuadrado. La Agencia Estatal de Meteorología avisa de la posibilidad de que se creen mangas marinas, como la que ya se vio en Valencia hace unos días, en las zonas del Campo de Gibraltar y de la Costa del Sol, hasta Fuengirola.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios