Sucesos

Educación investiga una presunta agresión en grupo a un alumno de 11 años

Aunque la familia dijo que emprendería acciones legales, a la Guardia Civil no le consta denuncia por ahora

Imagen del colegio Nuestra Señora del Rosario de Humilladero
Imagen del colegio Nuestra Señora del Rosario de Humilladero

La Delegación de Educación en Málaga ha abierto una investigación por la supuesta agresión sufrida por un niño de 11 años en un colegio del municipio malagueño de Humilladero en la que presuntamente estarían implicados al menos tres compañeros. Como consecuencia de lo ocurrido, que la madre del chico afirmó que iba a poner en manos de su abogado, al parecer sufrió la fractura del hueso escafoides de una mano.

Según informaron a ABC distintas fuentes, los hechos se produjeron la semana pasada en el CEIP Nuestra Señora del Rosario, el único centro escolar que hay en esta localidad de la comarca antequerana.

Todo aconteció a la hora del comedor y al menos estarían implicados otros tres compañeros de colegio.

Aunque hasta este jueves no se había interpuesto denuncia en relación con estos hechos, este periódico ha podido saber que agentes de la Guardia Civil han hecho indagaciones y gestiones para entrevistarse con la familia del menor y con los responsables del centro educativo con el objetivo de arrojar más luz sobre lo acontecido.

La madre del chico, tras conocer la supuesta agresión y sus consecuencias, advirtió de que iba a poner lo sucedido en manos del abogado de la familia para que emprendiera acciones legales contra los presuntos agresores, por lo que ha resultado raro que no haya dado este paso una semana después de producirse los hechos.

Este periódico trasladó a Educación una serie de cuestiones relacionadas con este asunto, aunque se limitó a confirmar el inicio de una investigación en su ámbito. El objetivo de la misma es «determinar la naturaleza de los hechos que hayan podido producirse y establecer las medidas educativas oportunas establecidas en la normativa sobre convivencia escolar por la que se adoptan medidas para la promoción de la convivencia en los centros docentes sostenidos con fondos públicos».

Este caso se conoce después de la polémica desatada en Sevilla por la denuncia interpuesta por unos padres en la que relataban unos hechos parecidos. Ocurrió en el CEIP José María del Campo de la barriada sevillana de Triana, cuando un menor de siete años tuvo que ser hospitalizado después de que otros tres alumnos de ocho, nueve y diez años supuestamente le golpearan.

Los padres del menor, que denunciaron el caso en la Policía, llevaron a su hijo a Urgencias del hospital Virgen del Rocío de Sevilla tras comprobar los traumatismos que tenía en la cabeza, el abdomen y la boca.

Fuentes policiales explicaron que, tras cursar la denuncia, identificaron a los presuntos autores de la agresión y comunicaron los hechos a la Fiscalía de Menores, que asumió el caso. Las pesquisas se han archivado finalmente al ser los menores inimputables.

El consejo escolar del centro ha negado la paliza y habló de «incidente» entre dos niños, aunque reconoció que Inspección sigue investigando.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios