Política

Dieciocho municipios malagueños han arrancado el curso con aulas prefabricadas

El PP critica la política de «recorte sobre recorte» de la Junta de Andalucía

El parlamentario andaluz del PP de Málaga Antonio Garrido compareció este martes en rueda de prensa y, junto con la  portavoz regional de Educación de su partido, Marifrán Carazo, criticó los «recortes» que la Administración autonómica ha hecho en la provincia en materia educativa.

«Eliminó 34 líneas de Infantil y Primaria el pasado año, mientras que la comunidad ha perdido 176», y hay «18 municipios con un total de 59 aulas prefabricadas, de las que 15 se encuentran en Mijas», denunció en rueda de prensa..

Garrido recordó a la Junta que «los niños tienen derecho a un aula digna» y cuestionó la provisionalidad de las caracolas «cuando hay escolares que cubren toda la etapa educativa en esta situación».

El diputado autonómico lamentó igualmente que «las plantillas docentes en la provincia se han reducido un 5,46 por ciento, al contar con 1.048 profesores menos», punto en el que ha puesto el foco sobre «la repercusión de los recortes en la calidad educativa».

Apuntó que «sólo el 30 por ciento de los alumnos malagueños acude a un centro bilingüe, con la existencia de 148 que dan cobertura a 50.000 escolares mientras la Junta habla de la implantación de un segundo idioma», al tiempo que indicó que «la Administración andaluza rechaza el 41 por ciento de las solicitudes para estudiar Formación Profesional (FP) en la provincia, según datos del pasado curso, mientras alardea de su apuesta por esta rama educativa».

Por todo ello, manifestó que existe «falta de recursos», señalando que «los malagueños se merecen una calidad educativa que no reciben» e indicando que «se tapan los agujeros y las deficiencias patentes gracias a la profesionalidad de padres y profesores»

Carazo, por su parte, denunció que «la Junta impone la política del recorte sobre recorte en materia educativa, lo que asfixia a los centros y resta calidad al nivel de la enseñanza en Andalucía».

«La comunidad arranca el curso con protestas en la calle que evidencian el caos y la improvisación del Gobierno andaluz, que trata de maquillar y enmascarar la realidad de los recortes, que se palpa en las aulas», agregó.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios