Sucesos

Detenida por maltratar a su marido delante de sus dos hijos

Cuando ocurrieron los hechos, tenía vigente la prohibición de acercarse al hombre y al domicilio familiar

Una mujer ha sido detenida por la Policía Local de Málaga por supuestamente maltratar a su esposo en presencia de sus dos hijos de corta edad, unos hechos que se produjeron cuando sobre la arrestada pesaba una orden de alejamiento de la víctima.

Según ha podido saber ABC de fuentes cercanas al caso, a la protagonista, de 40 años de edad, se le han imputado los delitos de maltrato en el ámbito familiar y quebrantamiento de la orden cautelar.

La intervención policial arrancó con una llamada telefónica a la sala del 092 en la que se alertaba de que una mujer estaba agrediendo a su marido en presencia de dos niños de muy corta edad.

Una patrulla de la Jefatura Centro del citado cuerpo se desplazó al lugar indicado por el informante y en la calle encontró a un hombre con evidentes lesiones en el rostro. Un moratón en la cara, sangre brotando de una herida en el labio inferior y un diente seriamente dañado ponían de relieve la magnitud de los golpes sufridos.

Los agentes tranquilizaron al individuo y le pidieron que les contara lo que había ocurrido. Éste relató que se encontraba en la vivienda familiar con sus dos hijos cuando su esposa regresó de la calle con evidentes síntomas de embriaguez. Se produjo entonces una discusión en la que, según aseguró, la mujer comenzó a golpearlo con violencia. Para evitar que los menores siguiesen sufriendo por la escena, decidió abandonar la casa y pedir ayuda.

Con esta información, los policías subieron al domicilio de la víctima y allí encontraron a la mujer y a los dos pequeños. Una comprobación de los datos de la misma reveló que tenía en vigor una prohibición de acercarse o comunicarse con su marido, y que claramente había quebrantado.

La sospechosa fue detenida por este motivó, así como por la agresión sufrida por el esposo, por lo que fue trasladada a la sede del Grupo de Investigación y Protección (GIP) del citado cuerpo para proseguir con las diligencias.

Los dos menores se quedaron a cargo de su progenitor, aunque después fueron llevados con unos familiares del mismo mientras acudía a dependencias policiales para ratificar la denuncia.

El hombre, que precisaba asistencia sanitaria, se trasladó por sus propios medios a un centro de salud.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios