Una viajera en la Estación María Zambrano de Málaga
Una viajera en la Estación María Zambrano de Málaga - ABC
AVE

Una década de conexión AVE entre Madrid y Málaga

En este tiempo la línea ha tenido 20,5 millones de pasajeros abordo de 75.000 trenes

MÁLAGAActualizado:

La Línea de Alta Velocidad (AVE) entre Madrid y Málaga cumple diez años. El domingo hará una década desde que el servicio entró en funcionamiento. La conexión entre Córdoba y la Costa del Sol, acercó la región del litoral andaluz a la capital de España y abrió una nueva forma desplazamiento rápido entre ambos puntos que ha tomado 20,5 millones de pasajeros en un total de 75.000 trenes –según datos de Renfe–. La apertura de la Línea AVE hizo posible reducir en 1 hora y 30 minutos el tiempo de viaje existente entre ambas ciudades. El mayor confort en el desplazamiento generó un incremento de la oferta diaria de plazas, que llegó a duplicarse con respecto al conexión de Talgo 200.

La llegada del AVE permitió desarrollar de forma una red de servicios de alta velocidad que conectan Málaga con ciudades como Barcelona, Zaragoza, Tarragona, Lleida, Ciudad Real, Valencia, Córdoba o Sevilla, hasta donde en 2008 se inauguró el servicio Avant (media distancia) que hasta entonces cubría el trayecto Sevilla-Córdoba. En enero de 2009 se puso en marcha la conexión con Barcelona sin parada en Madrid, aprovechando la construcción del «by-pass» ferroviario en Torrejón de Velasco, que permitía continuar el trayecto hacia Aragón y Cataluña sin necesidad de entrar en la capital. La red de servicios de alta velocidad de Málaga se completó en junio de 2013 con la puesta en marcha de los trenes directos a Valencia los fines de semana. Según Renfe, toda esta red ha sido utilizada por 27,5 millones de viajeros en los últimos diez años.

Antes de la entrada en servicio del AVE en 2007, el avión era la opción elegida por el 72 por ciento de los viajeros, frente al 28 por ciento que escogía el tren para este tipo de trayectos, sobre todo la conexión con Madrid. Pero ya en junio 2008, el tren comenzó a superar al avión al conseguir el 57 por ciento de dicha cuota. El récord se alcanzó este pasado mes de agosto al superar el AVE el 88 por ciento de la cuota de mercado frente al 11,9 por ciento del avión. Los números en 2017 señalan una estimación de 2.442.000 usuarios, un 3,8 por ciento más respecto a los datos de 2016. El 73 por ciento de los viejeros entre Madrid y Málaga han apostado por el AVE en 2017.

La Línea de Alta Velocidad Córdoba-Málaga contó con una inversión de 2.539 millones de euros, cofinanciada en 890,3 millones de euros por el FEDER. Presenta un trazado de 154,5 kilómetros por 19 municipios de Córdoba, Sevilla y Málaga, provincias a las cuales dinamizó económica y socialmente de forma notable, pues durante su construcción se llegaron a contabilizar hasta 2.000 trabajadores empleados de manera simultánea. Esta línea es un eje de vertebración para Andalucía, ya que favorece las comunicaciones ferroviarias entre Madrid y otras ciudades andaluzas, como es el caso de Loja y Granada –donde aún no ha llegado–.

El AVE a Granada es el próximo reto, en constante confrontación con los retrasos en la construcción. Cuando esté el tramo de alta velocidad Antequera-Granada, la capital de la Alhambra y Madrid quedarán a poco más de tres horas de viaje. No es el único proyecto. El Ministerio de Fomento tiene intención de ejecutar un «by-pass» en Almodóvar del Río, a unos 14 kilómetros de la estación de Córdoba, para mejorar la conexión entre Sevilla y Málaga.