Momento en el que los cuatro agentes socorren a la chica a las puertas del concesionario
Momento en el que los cuatro agentes socorren a la chica a las puertas del concesionario - ABC
ACCIDENTE

Cuatro policías de Marbella salvan a una chica de ser aplastada por una puerta de un concesionario

La víctima del accidente es una mujer de unos 25 años que recibió el impacto de una plancha de hierro de más de 500 kilos, según los testigos

MARBELLAActualizado:

Estaban en un semáforo cerca de la Jefatura de la Policía Local de Marbella, su lugar de trabajo. Y vieron como la puerta de hierro se salía de los raíles y caía sobre una menuda chica que estaba intentando cerrarla. La mujer de unos 25 años y apenas 50 kilos de peso quedó atrapada por la puerta y sólo la rápida intervención de los tres agentes de paisano, que estaban en el semáforo, y otro que se acercó raudo desde la Jefatura evitó que perdiera la vida aplastada por la pesada plancha de hierro.

El hecho se produjo en un concesionario de una famosa marca de coches alemana este pasado lunes sobre las 14.00 horas. Cuando los agentes llegaron se agarraron a la puerta entre los cuatro y la movieron para liberar a la mujer. Según las estimaciones hechas por los participantes en las labores de socorro, la puerta debía pesar «unos 500 kilos». Los policías llegaron corriendo y sacaron a la chica. Lo que la tenía atrapada era un cierre especial contra robos. «De esos que no se puede romper con gatos hidráulicos ni nada», explican fuentes del rescate.

Una vez retirada la pesada puerta, los cuatro agentes trataron que la mujer no perdiera la conciencia. En una primera exploración detectaron que tenía un fuerte traumatismo en la cabeza, producido por el golpe de la plancha de hierro. Llamaron a los servicios sanitarios y se afanaron en que la chica no perdiera la conciencia.

Los cuatro policías «secretas» de Marbella procuraron que la mujer, tendida en el suelo e inmovilizada, les hablara, no moviera el cuello, le pusieron hielo en las zonas afectadas y le dieron sombra contra el calor. Tras estos primeros auxilios, los servicios sanitarios desplazados al lugar de los hechos se hicieron cargo de la situación.

La chica fue trasladada al hospital Costa del Sol. La joven llegó con un diagnóstico de «policontusiones», según los servicios médicos que la atendieron. Permaneció ingresada para recuperarse de las heridas que le produjo el brutal golpe de la puerta, que podría haber sido mortal de no ser por estos agentes. Recibió el alta este martes por la mañana.