Andalucía - Málaga

Cuatro detenidos por estafar 140.000 euros al vender obra de arte falsa

Uno de los arrestados, el propietario de la obra, se hizo pasar por el hijo de un diplomático para dar credibilidad a la transacción

Tres personas han sido detenidas por la Policía en Granada y otra en la localidad malagueña de Torremolinos por estafar presuntamente 140.000 euros a un hombre con la venta de un óleo falso del pintor cubano Wifredo Lam.

Uno de los arrestados, el propietario de la obra, se hizo pasar por el hijo de un diplomático para dar credibilidad a la transacción de la pintura, que, según manifestó a la Policía, había adquirido por mil euros en el rastro de Fuengirola.

Para convencer a la víctima le aseguraron que había una persona en Torremolinos dispuesta a pagar de inmediato 150.000 euros por la pieza, con lo que obtendría 10.000 euros de beneficio en apenas unos días, ha informado hoy la Policía en un comunicado.

La investigación comenzó el pasado septiembre, cuando se recibió una denuncia de un vecino de Granada en la que comunicaba que un familiar había adquirido una obra de Wifredo Lam por un valor de 140.000 euros y sospechaba que era falsa.

El denunciante había avalado a su hermano ante notario con una vivienda y un garaje por valor de 35.000 euros para la adquisición de la pintura.

La víctima fue engañada por un grupo de personas, una de ellas haciéndose pasar por hijo de un diplomático, que le indujeron a realizar una inversión segura en la que como mínimo podría obtener una ganancia de 10.000 euros.

La operación consistía en adquirir un cuadro de Wifredo Lam por un precio de 140.000 euros y después venderlo a un comprador, residente en Torremolinos, muy interesado en adquirir el óleo y que realizaría un pago inmediato de al menos 150.000 euros.

Para obtener el dinero y poder realizar la transacción, el estafado involucró a su socio y a su hermano, que le prestaron avales y dinero.

Finalmente, tras adquirir de la obra no logró ponerse en contacto con el supuesto comprador de Torremolinos, debido a que había perdido interés en la pintura.

Los agentes también averiguaron que la misma obra se había intentado vender a otra persona en Granada.

Los intermediarios, que en aquella ocasión utilizaron de «gancho» a un anticuario granadino al que le constan antecedentes por hechos similares, le mostraron la obra en el interior del maletero de un vehículo, pero no se consumó la venta porque el comprador remitió fotografías de la obra al hijo del artista y este le indicó que era falsa.

Wifredo Lam nació en 1902 en Sagua la Grande (Cuba) y en los años treinta del siglo pasado, tras un periodo en España, donde luchó en la Guerra Civil en el bando republicano, se fue a vivir a París, donde estuvo tutelado por Picasso.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios